Presidencial
costo_desconfianza_opinion_1200050618.jpg

Costo de la desconfianza en elecciones: $350 millones

Mié 06 Junio 2018 01:00

Este 1 de julio cuando acuda a votar recibirá al menos tres boletas electorales -en la mayoría de los estados serán más por la gran cantidad de elecciones locales concurrentes-, las cuales tienen un costo conjunto de 2.26 pesos.

Boleta en mano irá a una mampara para que nadie vea por quién vota; cada una de ella cuesta mil 655.61 pesos. Ya dentro de la mampara, tachará el nombre del candidato de su elección con un marcador que tiene un precio de 7.89 pesos. 

Luego, doblará las boletas y la meterá en tres urnas (una por cada tipo de elección: presidente, senador y diputado federal), que cada una le sale al INE en 263.20 pesos. Ya con su voto emitido, le marcarán su credencial de elector con una especie de perforadora que tiene un costo de 142.83 pesos; luego, le teñirán el dedo índice de la mano con un líquido indeleble por el que se paga 95.04 pesos por litro.


No parece tanto, pero si tomamos en cuenta que el Instituto Nacional Electoral prepara una elección para alrededor de 90 millones de votantes potenciales, resulta que en materiales para la jornada electoral del 1 de julio se han invertido 350 millones 168 mil 084.85 pesos.

Es decir, para el día de la jornada electoral, el INE destinará solo 79 millones de pesos menos que el tope de gasto de campaña de cada uno de los candidatos presidenciales que es de 429 millones 633 mil 325 pesos, para 90 días de campaña.

Sin embargo, este gasto se debe a la desconfianza y a la obligación del INE de establecer tantas medidas de seguridad en la jornada electoral como sean necesarias para evitar un fraude o alguna irregularidad. Así pues, buena parte de esos 350 millones de pesos podrían calificarse como el costo de la desconfianza.

El costo de las boletas

El 1 de julio estarán convocados a las urnas los 89 millones 123 mil 355 ciudadanas y ciudadanos que integran la Lista Nominal, y para ello se prevén instalar 156 mil casillas a todo lo largo y ancho del país, es decir, en promedio cada casilla podría recibir hasta 575 electores.

A cada una de ellas se les debe de dotar con boletas, urnas, mamparas, marcadores para boletas, marcadores para credenciales y tinta indeleble.

Obviamente, todas y cada una de las boletas deberán ser nuevas, no así el resto del material electoral, pues el INE determinó reciclar una buena cantidad de estos insumos; de no hacerlo, el costo de la desconfianza se dispararía aún más.

De acuerdo con una respuesta a una solicitud de información hecha por Político.mx al INE, para la elección federal se mandaron a imprimir 279 millones 576 mil 150 boletas electorales; una tercera parte es para presidente, otra para senador y la última para diputado federal. El costo total de la impresión es de 210 millones 800 mil 417.10 pesos.

El costo unitario de la boleta para presidente es de 74 centavos; el de senador, 75 centavos, y el del diputado federal, 77 centavos, de acuerdo con la información proporcionada por dirección ejecutiva de Organización Electoral del INE.

“El papel seguridad en el que se imprimen las boletas es exclusivamente para el INE y ninguna otra institución, empresa u organismo puede utilizar los rodillos que fueron diseñados expresamente para la producción del papel que utiliza la autoridad electoral”, informó el consejero presidente de INE, Lorenzo Córdova el día que inició la impresión. 

Para ello se requieron 2 mil 080 toneladas de papel que contiene fibras visibles e invisibles, así como un riguroso control del gramaje y la densidad por centímetro cuadrado.

Ello hace, según Córdova, que las boletas electorales en México tengan niveles de seguridad similares a los billetes y los documentos de identidad.

Austeridad recicladora

El reciclaje de material electoral es una de las políticas que el INE implementó para las elecciones de este año.

El 20 de septiembre de 2017, el organismo publicó en el Diario Oficial de la Federación un acuerdo en el que detalla cuánto de este material se va a reciclar y cuánto es necesario producir.

Según el documento, 125 mil 281 canceles electorales serán reutilizados, por lo que solo era necesario producir 34 mil 382; no obsante, la respuesta la solicitud de información que el INE dio a Político.mx indica que se producirán 35 mil 601, que costaron en total 58 millones 941 mil 371.61 pesos.

En cuanto a urnas, para la elección de presidente, senadores y diputados federales, en septiembre del año pasado el INE estimó reutilizar 376 mil 739 y producir 138 mil 792 nuevas, pero ya en mayo se determinó mandar a hacer 142 mil 449, las cuales tuvieron un costo total de 37 millones 492 mil 576.80 pesos.

También la mayoría de los marcadores de credencial serán reutilizados. El INE estimó reciclar 133 mil 842 de estas herramientas y solo mandar a hacer 25 mil 821, a los ocho meses, la cifra a producir aumentó a 27 mil 40, los cuales costaron 3 millones 862 mil 123.20 pesos.

Finalmente, producir 317 mil 837 litros de tinta indeleble (que alcanzaría a dos litros para cada casilla) tiene un costo de 30 millones 207 mil 228.48 pesos y adquirir un millón 123 mil 494 marcadores de boletas (poco más de siete por casilla, en promedio) tiene un costo de 8 millones 864 mil 367.66 pesos.

INE define colores de boletas y cuadernillo de conteo rápido