Presidencial
amlo_cce1200_notas17190418.jpg

Empresarios y AMLO: fisura cada vez más evidente por el NAICM

Jue 19 Abril 2018 18:32

Ha sido una semana que puso sobre la mesa una situación que debe encender en algún lado “focos amarillos”: la relación entre Andrés Manuel López Obrador y los principales empresarios del país tiene fisuras cada vez más evidentes, y no hemos cruzado ni siquiera el primer tercio de las campañas. Las perspectivas son tan pesimistas como la intransigencia de una de las partes para llegar a acuerdos.

En el centro de la polémica la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (NAICM) y la postura, hasta ahora inamovible, del candidato presidencial de la coalición “Juntos haremos historia” de suspenderlo para revisar contratos y cambiarlo de sede. 


El primer acto de esta historia lo protagonizó, sin duda, el ingeniero Carlos Slim. En su más reciente conferencia de prensa  confrontó  los argumentos en contra de López Obrador; aunque no hizo mención directa al tabasqueño señaló que sería más costosa la construcción de una nueva refinería; también advirtió que el “proyecto alterno” en la base aérea de Santa Lucía no tendría los beneficios del aeropuerto en Texcoco.

Hubo un titular en la prensa al día siguiente donde se leía que AMLO y el ingeniero Slim “habían roto lanzas” por esta mega obra.


Segundo acto. Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), informó que el diálogo técnico con el candidato presidencial sobre la terminal no se realizará porque el tabasqueño se ha mostrado “intolerante” y no está dispuesto a escuchar.

Más allá de lo inédito del anuncio por el dirigente de la máxima organización empresarial, sorprende el tono con que se dirigieron los representantes empresariales: “No tiene ningún sentido (seguir con la mesa técnica) si después de estas semanas hemos visto que hay una posición que no escucha la posición del sector privado (...), no están abiertos al diálogo, no nos interesa organizar un foro con todos los candidatos, cuando un candidato tiene una propuesta que no escucha”.

Dentro de todo, el CCE dejo una cuerda tendida al recordar que para el 11 de mayo está en la agenda una reunión con López Obrador para debatir y analizar el resto de los temas de interés nacional, aunque el tabasqueño aún no confirma.


Y el tercer acto llega con el otro organismo de la cúpula empresarial. Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), calificó de infructuosa la continuación del debate que inició López Obrador. Mencionó que el debate público debe concentrarse en las propuestas de los cinco candidatos en temas como la corrupción, la democracia y la impunidad.


Este es el panorama a solo 70 días de la elección entre López Obrador y los empresarios, una historia que ya debería tener aprendida, tal y como ocurrió en 2006. Es aquí donde tendrán que empezar a operar todos los “nexos”, es decir, los hombres y mujeres que están en su proyecto para hablar con ese sector. 

Los caminos también son tres: que esto se diluya para arreglarse luego del 1 de julio; que se componga la relación con los siguientes foros a realizarse: o que empeore irremediablemente e impacte en la percepción pública del aspirante. Gran parte de lo que ocurra provendrá del propio “cuarto de guerra” del candidato.

SCT se reunió con equipo de AMLO por NAICM hace más de 1 año