Presidencial
aurelio_1200_notas31061217.jpg
Remontar a Meade y su discurso, retos de Nuño como coordinador
Mié 06 Diciembre 2017 18:53

Lealtad, compromiso y experiencia es lo que de inicio Aurelio Nuño aportará a la campaña del eventual candidato a la presidencia por el PRI, José Antonio Meade. Es claro que el partido y Los Pinos no quieren dejar nada a la suerte; el expertise de uno de los hombres de mayor confianza de Enrique Peña Nieto al servicio de quien busca ser su sucesor.

Durante los 25 meses al frente de la Secretaría de Educación Pública, Nuño Mayer enfrentó la parte más cruda y complicada para el despliegue inicial de la reforma educativa. Más allá de las críticas que pudieran a hacerse y del estilo de hacer política desde esa dependencia, el ahora extitular supo enfrentar sus batallas, no solo en el sector, sino hacia afuera.

Volverá a un terreno no tan desconocido, pues fue el coordinador de asesores en la campaña 2012 de Enrique Peña Nieto. En aquél entonces no conocía y quizás no contaba con los enlaces a nivel de estados que ahora tiene luego de ser funcionario federal de una dependencia que abarca todo el territorio nacional; eso es lo que ahora deberá poner al servicio de una campaña que desde ahora se observa complicada y difícil.

Nuño deberá afinar lo más pronto posible al candidato-personaje que deberá presentar a los electores. Qué tipo de campaña a desarrollar: a nivel de tierra, con eventos muy seleccionados o un despliegue como no se ha visto en redes sociales y el mundo digital, si es que se quiere convencer a esa parte de los ciudadanos desencantados con la política. O de lo contrario. apostar por el sector maduro de la población que buscará una opción segura, confiable y que genere certidumbre.

Por supuesto que con el extitular de Educación Pública habrá plena coordinación de los “positivos” que genere la administración saliente de Peña Nieto: las reformas aprobadas, sus primeros resultados, la confianza que genera para los inversionistas nacionales y extranjeros, y que no se apuesta a políticas de ruptura. 


Aurelio Nuño tiene frente a sí también ser ese vocero que no “se enganche” en discusiones con los otros coordinadores de campaña, que en ocasiones llevan a cabo esa función; lo suyo sin duda será cuidar a Meade, hacerlo remontar en las encuestas y presentarlo como el candidato ideal para consolidar el proyecto hecho en esta administración. Nada más, pero tampoco nada menos para la contienda 2018.

Nuño llama confundido y frívolo a AMLO tras crítica en Twitter