Presidencial
riospiterbronco1200_notas22130418.jpg
TEPJF y sus diferentes visiones para Ríos Piter y Bronco
Vie 13 Abril 2018 19:03

Cuando parece que “las aguas” se tranquilizan luego de la más reciente sesión de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), es posible establecer las diferencias significativas en la sentencia que afectó directamente a los aspirantes presidenciales, Jaime Rodríguez Calderón y Armando Ríos Piter. Explicar los matices nos ayudará a entender lo que está viviendo cada uno de ellos.


Caso “Bronco”

Gracias al TEPJF, Rodríguez Calderón llegará a la boleta, por eso buena parte de la opinión pública considera que será ”el candidato de los magistrados”. Pero de acuerdo con la sentencia emitida y la posterior explicación, el Bronco pidió que le volvieran a revisar 418 mil 494 apoyos; el INE no lo autorizó, por lo tanto los magistrados determinaron "que evidentemente hubiera podido recuperar el 1.9% de apoyo que le faltaba para llegar al umbral requerido, si se hubiera autorizado dicha revisión”.

A su vez determinaron que se afectó el principio de equidad, así como el derecho de audiencia, de defensa y a ser votado.

Es decir, los magistrados tomaron en cuenta varios factores: el tiempo que tardaría el INE en volver a revisar las más de 400 mil firmas que solicitó el aspirante presidencial; lo avanzado que está el proceso electoral; y la tasa o porcentaje de recuperación o validación de respaldos indebidamente considerados por la autoridad electoral.


Caso “Jaguar”

En cuanto al senador Armando Ríos Piter hay que tomar en cuenta que el INE consideró que había superado el umbral requerido de apoyos con un millón 59 mil 180 respaldos; sin embargo, en una nueva revisión determinó invalidar 906 mil 417  firmas con lo cual quedaba muy lejos de las 866 mil 593 requeridas.

Entonces el político guerrerense argumentó que se cometieron diversas irregularidades. En particular, se violó su garantía de audiencia, el derecho de presunción de inocencia, así como la incongruencia, fundamentación y motivación de la determinación de la autoridad electoral, entre otros.

La Sala Superior determinó que, efectivamente, en el procedimiento de la validación de los apoyos el plazo que le fue otorgado para presentar aclaraciones fue muy breve, por lo que resultaba materialmente imposible realizar la adecuada revisión de las firmas.

La madrugada del 10 de abril la magistrada Mónica Soto, quien propuso la sentencia, explicó que la diferencia entre Rodríguez Calderón y Ríos Piter, es que con el primero hubo una “duda razonable” de no haber podido revisar todas las firmas y por ese motivo no alcanzó el mínimo requerido.


En cambio, Ríos Piter no había revisado ninguna de las firmas anuladas: es así que no se tiene la certeza de cuántas se podrían validar, luego de una revisión a fondo. De ahí la resolución de que tiene 10 días para verificar los 906 mil 417 apoyos.

El magistrado José Luis Vargas justificó que ello le permitirá al aspirante acreditar las inconsistencias o en su caso, “limpiar su honra ante los señalamientos que hicieron los funcionarios del INE”.


Lo que viene

Por esa diferencia de criterios, sobre todo en el tema cuantitativo y de procedimiento, es que el gobernador con licencia de Nuevo León está a punto de iniciar su campaña formal por la presidencia; por su lado “el Jaguar “ Ríos Piter trabaja con 160 personas a marchas forzadas por conseguir ese derecho, en medio de las denuncias que ha hecho de obstáculos e impedimentos por la propia infraestructura del INE.

Bronco busca a ‘embajadores broncos’ para que le ayuden