Presidencial
anaya1200_notas17071217.jpg
Cuartoscuro

Zepeda, Creel o Moreno Valle suenan para reemplazar a Anaya

Jue 07 Diciembre 2017 17:18

La fecha límite para el registro de precandidatos para las elecciones presidenciales de 2018 es el próximo 13 de diciembre. Ese mismo día también vence el plazo para registrar las coaliciones y para definir el método de selección de candidatos. Sin embargo, PAN, PRD y MC, miembros del Frente Ciudadano por México, se siguen peleando por ese asunto. En el pleito por la candidatura presidencial del Frente hay dos personajes centrales: Miguel Ángel Mancera y Ricardo Anaya. Por cierto, se dice que este último podría dejar la dirigencia nacional del PAN en los próximos días y ya se barajan varios nombres para ocupar su lugar.

anaya_mancera_1200notas28221117.jpg

En algunos medios trascendió que Anaya Cortés podría renunciar al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN antes de que termine la semana. Incluso se menciona que el domingo 10 de diciembre anunciará sus aspiraciones presidenciales, perfilan que lo haga en un evento en la sede nacional del partido al que asistirán gobernadores, legisladores y panistas destacados.

Se dice que los dirigentes de los partidos del Frente Ciudadano, entre ellos Anaya Cortés, sostuvieron una larga reunión en la que avanzaron para firmar el convenio de coalición el viernes. En torno al método para el candidato presidencial del Frente, todo va encaminado a que ni Ricardo Anaya, ni el jefe de Gobierno de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, y tampoco el exgobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, se bajará de la contienda interna. No obstante, la lectura política es que la competencia solo será entre Anaya y Mancera y que habrá precampaña para definir al abanderado del Frente.


¿Quién dirigiría al PAN?

En medio de este proceso surge una pregunta: ¿quién será el sucesor de Anaya en la dirigencia del PAN? En el abanico de opciones destacan tres nombres: Damián ZepedaSantiago Creel y Rafael Moreno Valle.

Al que ven con más posibilidades de relevar a Ricardo Anaya en el CEN del PAN es a Damián Zepeda, actual secretario general del partido, uno de sus más leales colaboradores. Anaya Cortés tiene varios frentes abiertos al interior del partido, sus principales rivales están en el Senado, ahí opera políticamente para él, Fernando Herrera; mientras que en la Cámara de Diputados es Marko Cortés, quien cuida los intereses anayistas.


Si Anaya renuncia o pide licencia el artículo 58 de los estatutos del PAN indica, que en caso de falta temporal que no exceda de tres meses, el dirigente nacional será sustituido por el secretario general en turno, en este caso sería Damián Zepeda. En caso de la falta absoluta del líder nacional será la Comisión Permanente, la encargada de elegir a quien deba sustituirlo para terminar el período de su mandato. El periodo de Anaya concluye en agosto de 2018.


Sin embargo, no se descarta que Santiago Creel, uno de los principales asesores de Anaya y negociador del Frente Ciudadano, se quede con la dirigencia del partido. Un detalle a considerar es que si Creel está considerado como pieza clave en la estrategia política de Anaya, sería mejor tenerlo como operador en su precampaña.


Rafael Moreno Valle, exgobernador de Puebla, también suena para dirigir al PAN. Dicen que Moreno Valle está prácticamente con un pie fuera de la contienda por la candidatura presidencial del Frente, que para dejarle el camino libre a Ricardo Anaya, Moreno Valle exige que lo apoyen para impulsar a su esposa Martha Erika Alonso, como candidata al gobierno poblano. Además Moreno Valle negocia que le den la dirigencia nacional del partido. Cabe recordar, que él ya forma parte del CEN panista porque es presidente de la Comisión Política Nacional del partido.

moreno_valle_notas13041217.jpg

Sin duda serán tiempos de definiciones en el PAN, la eventual precandidatura de Anaya obligarán a mover las piezas en los órganos de dirección del partido. El propio Ricardo Anaya y su equipo operaron la modificación de los estatutos panistas para permitirle aprovechar al máximo los beneficios de ser el líder de Acción Nacional y construir desde ese puesto su candidatura presidencial.