Elecciones 2018
dirigentes_bb250917.jpg
Cuarto oscuro

PRI, Frente y Morena coinciden en eliminar dinero a partidos

Lun 25 Septiembre 2017 15:39

Gráfico propuestas partidos

Los sismos del 7 y 19 de septiembre detonaron un clamor ciudadano para que los partidos políticos renuncien a los recursos públicos que se les asignan, y estos puedan ser canalizados a los damnificados. Todas las fuerzas políticas accedieron a entregar parte de su presupuesto, incluso buscan que el Congreso reforme la Constitución para que se elimine el financiamiento público a los partidos. Ahora solo falta que las iniciativas sean presentadas formalmente, que los diputados y senadores las discutan, y que lleguen a un acuerdo para aprobarlas.

34_colonia_obrera_sismo_cdmx_210917.jpg


Van por quitar financiamiento a partidos

Ambos sismos dejaron más de 400 personas fallecidas, la mayoría en Ciudad de México, Morelos, Puebla, Oaxaca y Chiapas; así como cuantiosos daños materiales. Ante esto, miles de ciudadanos se manifestaron en las redes sociales para que los partidos políticos cedan parte del dinero público que les corresponde para las elecciones 2018, el cual asciende a los 6,788 millones de pesos; de ellos 2,148 millones serán para las campañas electorales.

En un inicio el INE señaló que eso sería una ilegalidad, pues la Constitución y las leyes electorales impedían usar dichos recursos para fines distintos al proceso electoral. Sin embargo, el INE hizo una consideración especial por la contingencia que atraviesa el país y dijo que sí existen mecanismos legales viables para destinar los recursos a la reconstrucción de las zonas afectadas. El PRI ya anunció que este martes presentará ante el pleno de la Cámara de Diputados una iniciativa constitucional para eliminar el financiamiento público a los partidos políticos y el número de legisladores del Congreso por la vía plurinominal.

Los priistas también informaron que renunciarán a los 258 millones de pesos de su presupuesto 2017, correspondientes a los meses de octubre, noviembre y diciembre.


En sintonía con el PRI, su aliado natural, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), aseguró que está dispuesto a renunciar al financiamiento público. Además adelantó que entregará el 25 por ciento de su presupuesto 2017, equivalente a 85 millones de pesos, por lo que exigió a las fuerzas de oposición, como el Frente Ciudadano por México y Morena, que hagan lo mismo.


El PAN coincidió en eliminar al 100 por ciento el financiamiento público a los partidos, crear un Fideicomiso para vigilar el uso de recursos para la reconstrucción de las entidades afectadas. Además los panistas proponen: 

- Terminar con el gasto de publicidad del Gobierno Federal, salvo los de Protección Civil, Salud y Turismo.

-Que los spots del partido se usen en beneficio de los damnificados y la población.

- Eliminar seguros privados de gastos médicos para los funcionarios, y que se atiendan en el IMSS e ISSSTE.

-Reorientar el Presupuesto de Egresos del próximo año para atender a las comunidades afectadas.


En el caso del Frente Ciudadano por México, integrado por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, informaron que en breve presentarán un proyecto para quitarles todos los recursos públicos a los partidos, que los militantes y simpatizantes sean quienes les inyecten dinero, y otros puntos como:

-Reducir topes de gastos de campaña para las elecciones federales y estatales de 2018.

-Eliminar los seguros médicos privados de funcionarios, quitarles también los viáticos de viajes y gasolina.

-Ajustar el Proyecto de Egresos.


Morena, el partido de Andrés Manuel López Obrador también saludó las propuestas del PRI y el Frente para eliminar el financiamiento a los institutos políticos. Por lo pronto, el Consejo Nacional de Morena avaló entregar el 50 por ciento de su presupuesto para las campañas a los damnificados; a través de un Fideicomiso, conformado por intelectuales y periodistas.

Los morenistas pedirán que se cancele la construcción del Nuevo Aeropuerto de Ciudad de México en Texcoco, lo que generaría 140 mil millones de pesos de ahorro, según dicen. Así como recortar los sueldos de altos funcionarios.

Los partidos pequeños como Encuentro Social  respaldan la idea de suprimir el 100 por ciento de los recursos públicos a las fuerzas políticas. Mientras que Nueva Alianza contempla ceder el 6 por ciento de su gasto ordinario y el 20% de los recursos de campaña. En tanto el Partido del Trabajo dijo que está dispuesto a renunciar al 20 por ciento de su gasto de campaña, pero exigió el INE también renuncie al 20 por ciento de su presupuesto.


¿Qué puede frenar las propuestas?

Es clara la coincidencia de todas las fuerzas para eliminar el financiamiento público a los partidos, lo que podría atorar la discusión en el Congreso, es la forma en que ese dinero se canalice a los damnificados.

-El PRI y el INE dicen que ese dinero deberá regresar a la Federación, a través de la Secretaría de Hacienda para que se encargue de destinarlo a las zonas afectadas.

-Pero Morena afirma que no debe ir a Hacienda, pues existe el riesgo de que esos recursos vayan a parar a la campaña electoral del PRI. Por eso, legisladores morenistas alistan la presentación de un Plan de Atención a Damnificados.

-El Frente también se opone a que ese dinero regrese a Hacienda; PAN, PRD y MC quieren que un Comité Especial administre los recursos.


Partidos pequeños, pieza clave

En este sentido, los partidos pequeños jugarán un papel clave para que las propuestas de las respectivas fuerzas avancen o se queden en el camino; lo más probable es que el PVEM vaya de la mano con el PRI; el PT con Morena y falta ver hacia dónde se inclinan el PES y Nueva Alianza, que generalmente acompañan al tricolor.

Ochoa pide a partidos renunciar a recursos de 2017 por el sismo