Elecciones 2018
pt_notas9241017.jpg
Cuartoscuro

PT pone en riesgo alianza con Morena por escándalo de fraudes

Mar 24 Octubre 2017 18:55

El Partido del Trabajo, como todo lo indica, comienza a cargar una mancha de corrupción y malos manejos previo a los comicios de 2018. Esto levanta cejas al señalar que ya está más que “palomeada” la coalición con Morena a toda los niveles, incluida la Presidencia.

Y es que la pregunta es obligada ¿cómo compaginar la “honestidad valiente” con una fuerza política que presuntamente cometió un ilícito de 100 millones de pesos?.

Por lo pronto la dirigencia nacional petista sostuvo que la detención del líder del instituto en Aguascalientes, Héctor Quiroz García, es “una acción arbitraria y de represión contra la oposición”. El propio Alberto Anaya, la calificó de un acto de "intimidación", debido a que su Consejo avaló que el PT vaya en coalición en el 2018, con Andrés Manuel López Obrador y Morena.


Precisamente en la plenaria de su Congreso Nacional el representante del PT ante el INE, Pedro Vázquez, recordó que en junio pasado se emitió el pronunciamiento político de ir en coalición con Morena; solo resta que cuando lleguen los tiempos legales se formalice la decisión ante el órgano electoral.

- Se acordó que las más de 3 mil candidaturas a disputarse sean por consenso con Morena.

- Irán en coalición parcial hasta en 299 distritos federales de los 300.

- Será total la coalición para la Presidencia.


Es así que Morena debiera ser el primer interesado en que se aclare este presunto fraude de más de 100 millones de pesos que impacta a Cendis de Nuevo León y que toca, ni más ni menos, que a María Guadalupe Rodríguez, esposa de Alberto Anaya.

De no aclararse, “la mancha” de la corrupción perseguirá a todos y cada uno de los aspirantes a puestos de elección que surjan de la coalición Morena-PT aún cuando no hayan surgido de las filas petistas, o haya sido “palomeados” por la Comisión Coordinadora Nacional apenas “renovada”.

El tema también a debatir es esa dirigencia en la cual volvió a quedar Alberto Anaya al frente, tal y como ha ocurrido desde hace 23 años.


Un nudo de congruencia entre hechos denunciados y el discurso de honestidad que López Obrador tendrá como base esencial de toda la campaña, a lo largo y ancho de la República donde esté en disputa algún cargo de elección popular. Ese es el inesperado reto que se presenta, luego de la detención en Aguascalientes.