Elecciones 2018
monreal_notas23230817.jpg
Cuartoscuro Ricardo Monreal puede reventar a Morena CDMX en 2018
Mié 23 Agosto 2017 20:48

Ricardo Monreal puede ser dos caras de una misma moneda para Morena en Ciudad de México: el hombre que pudiera llevarlo a la jefatura de gobierno, pero también el que “rompa” el proyecto político construido en apenas 3 años. El zacatecano bien puede armar su propia candidatura si los resultados no le favorecen.

Es una realidad que hay una serie de encuestas de preferencias electorales que de manera consistente lo presentan en primer lugar; a ello debe agregarse que ha tendido los puentes necesarios con grupos sociales, organizaciones y un número importante de militantes de otras fuerzas políticas.

Más aún, la relación con Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno, se mantiene sin cambios y de manera cordial; incluso Monreal llegó a respaldarlo en su idea de que para 2018 se construyera una “candidatura alterna” en el PRD. 

Otro factor  a considerar es que Dante Delgado y Movimiento Ciudadano (MC) mantienen distancia con Morena; analistas y columnistas no descartan que hubiera una alianza PRD-MC para contener el avance de López Obrador.

Por ello durante la presentación de su libro “Una Visión Metropolitana Proyecto 2.5" en el Monumento a la Revolución hace poco más de una semana, no dudó en anunciar que buscará el apoyo de todos los militantes de la izquierda, entre ellos del PRD, Movimiento Ciudadano y el PT para su causa.

Un movimiento que le acarreó varias críticas. El presidente del PRD capitalino, Raúl Flores, descartó una alianza con Morena, además de que subrayó que  “jamás se rendirá ante López Obrador”.  Para el vicecoordinador de los diputados, Jesús Zambrano es una "vacilada" el llamado de Monreal.


Sin embargo ha sido precisamente Ricardo Monreal el que mayor independencia ha mostrado para construir su proyecto político, con respecto a Claudia Sheinbaum  y al propio Martí Batres; no en balde el poder de convocatoria y de movilización mostrada en el Monumento a la Revolución.

Sheinbaum y Batres, por su perfil e historial, se mantendrán por completo fieles a la causa de Andrés Manuel López Obrador, y aceptarán el papel o el lugar que se les indique a la hora de arrancar la campaña presidencial por 2018. 


Lo fundamental en las próximas horas y en el momento de revelar los resultados de la encuesta, es la claridad con que se expliquen y se presenten; los contendientes no favorecidos deben quedar satisfechos en su totalidad por la transparencia de los datos que deriven en la designación del candidato de Morena. Con Ricardo Monreal, el no quedar satisfecho bien puede derivar en una ruptura.