Elecciones 2018
ulises_manlio_ivonne_enrique_bb190617.jpg
Cuarto oscuro

Ruiz, Beltrones y Ortega lideran guerra civil vs. Ochoa

Lun 19 Junio 2017 14:10

Gráfico Rebeldes PRI

Los procesos internos para que los partidos definan a su candidato presidencial de cara a las elecciones de 2018, tienen en guerra a las distintas corrientes del PRD y a los presidenciables del PAN, pero también comenzaron a dividir al PRI. A dos meses de que los priistas celebren su Asamblea Nacional, hay fuego en la casa del tricolor, donde algunos piden que Enrique Peña Nieto no interfiera en la designación del abanderado y que los dirigentes del partido renuncien.

enrique_ochoa_pri_notas120617.jpg

 
¿Quiénes son y qué quieren los rebeldes?

Los priistas que arremetieron contra la dirigencia del partido son: los exgobernadores de Oaxaca y Yucatán, Ulises Ruiz e Ivonne Ortega, respectivamente; el exlíder nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones; el senador Ernesto Gándara; así como José Ramón Martel, exdiputado federal y exasesor de José Antonio Meade, cercano a Roberto Madrazo. Todos ellos tienen el respaldo de otros 89 militantes del tricolor que piden la transformación del partido, entre ellos hay miembros de Alianza Generacional y de Nueva Corriente Democrática.


La exigencia principal de estos priistas, es que el presidente Enrique Peña Nieto no intervenga en la selección del candidato a la Presidencia de la República, que no haya “dedazo”; entre otras cosas como:

  • Que el método para elegir a candidato sea la consulta directa a militantes y simpatizantes.

  • La renuncia Enrique Ochoa Reza, líder nacional del PRI, y de Claudia Ruiz Massieu, secretaria general del partido.  

  • Que se democratice la selección de las dirigencias priistas.


Uno de los mayores puntos de desacuerdo es la pretensión del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI de eliminar el requisito de los 10 años de militancia en el tricolor para el candidato presidencial.

“Uno de los temas a discutir son los requisitos para candidaturas, particularmente a la Presidencia de la República. Se habla de que hay cierto interés de que el PRI postule a un panista, quitar ciertos candados y derechos de la militancia para abrirlo y que sea un candidato PRIAN”, dijo otro integrante de este bloque opositor, Filiberto Alfaro, exdirigente del PRI en Sonora.

Elecciones del 4 de junio sirven de pretexto a rebeldes

Por su parte, Ivonne Ortega y Ulises Ruiz criticaron al dirigente nacional del partido, Enrique Ochoa Reza, y a la secretaria general, Claudia Ruiz Massieu, por los resultados de las pasadas elecciones del 4 de junio. Señalaron que aún cuando el PRI ganó la gubernatura del Estado de México, lo hizo gracias a su alianza con otros partidos; además de que recibió un millón de votos menos que en los comicios de 2011. Un escenario parecido se replicó en Coahuila, no obstante, se perdieron ciudades importantes y la mayoría en el Congreso local. Mientras que el panorama más desastroso se registró en Nayarit y Veracruz donde el PRI tuvo un fuerte descalabro.

“Vemos a algunos presidentes municipales, diputados, senadores, gobernadores y funcionarios del gobierno federal, cometiendo actos de corrupción… Muchos priistas se han alejado de su gente, han dejado de escucharla y eso ha provocado los últimos fracasos electorales”, aseguró Ortega Pacheco en su cuenta de Twitter.


Para Ulises Ruiz el partido atraviesa por una crisis y es responsabilidad de su líder nacional: “Los recientes resultados electorales, licenciado Ochoa, deberían llevarlo a renunciar”.

¿Qué dice el CEN del PRI? 

Ante la ola de críticas, el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa, aprovechó que el tricolor consiguió dos gubernaturas para enviar una indirecta sus detractores: "Me voy a quedar hasta el 2019".

En tanto, Claudia Ruiz Massieu, afirmó que “habrá piso parejo para los presidenciables” y descartó la intervención de Enrique Peña Nieto en la elección del candidato presidencial: “Él no da línea, es el más entusiasmado con que el priismo del país se exprese”.

La secretaria general del PRI dijo que en la próxima Asamblea Nacional del partido, en agosto próximo, se escucharán a todas las voces para definir el método de selección de su candidato. Ante los señalamientos de que el tricolor podría perder las elecciones en 2018 respondió: “En el 2018 nos vemos triunfadores”. 


Por su parte, Arturo Zamora, titular de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), se lanzó contra sus correligionarios rebeldes: "Hay políticos de café que buscan destruir al partido”.

arturo_zamora_bb020517.jpg

Sobre las palabras de Arturo Zamora, Ivonne Ortega exigió una explicación al presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa: “Vale la pena que le pregunten a la dirigencia nacional si la postura del senador Zamora es la postura de la dirigencia, porque si esa es la postura, van a estar en condiciones muy complejas para mantener a los militantes dentro del PRI... ­Si así fuera, ¿dejaría al partido?­ (le preguntó la prensa),  Lo valoraría­”.

Mientras los priistas intercambian proyectiles lo único evidente que a unos meses de que arranque el proceso electoral para renovar la Presidencia de la República, en el PRI hay de todo menos unidad. Algunos dicen que el grupo que comandan Ortega y Ruiz es una estrategia para golpear políticamente a Enrique Ochoa Reza, quedarse con el control del partido y buscar lugares para sus allegados en los comicios de 2018. Otros ven que en el CEN del tricolor alistan un plan para abrirle paso a un presidenciable del gabinete y cerrarlo a otros personajes.