Elecciones 2018
morena_notas21140817.jpg
Cuartoscuro

Sheinbaum, Monreal y Batres, sus fuerzas para encuesta de Morena

Lun 14 Agosto 2017 18:50

Una buena y una mala noticia se desprende de la resolución del Consejo Estatal de Morena en la Ciudad de México. Se confirmaron que sus tres principales aspirantes a la candidatura a Jefe de Gobierno efectivamente están en la contienda interna, lo que se definirá en una encuesta. Sin embargo, los tres tienen fortalezas que colocan al partido en el primer lugar de preferencias, lo que vuelve complicado la definición final.

Tan solo en un primer vistazo, y a la luz de lo que ocurrió después de este encuentro partidista, cada uno de los tres tiene una manera diferente de hacer política, lo que precisamente los llevó a esas instancias.

No en balde el resultado de la votación de consejeros:

- De un total de 260, votaron 228 consejeros presentes

- Martí Batres, presidente de Morena en CDMX logró 84

- Claudia Sheinbaum, delegada en Tlalpan, sumó 76.

-Ricardo Monreal, titular en la Cuauhtémoc, 64. 


Para entender a Martí Batres en esa primera posición, debe entenderse su labor discreta pero constante en la dirigencia capitalina de Morena. Luego en entrevistas con medios insistió que “su principal objetivo será evitar que la ciudad tenga un retroceso en ámbitos sociales” y que es él más preparado para llevar a cabo un plan y ejecutarlo; no en balde las 100 propuestas que plantea, lo que no estaría mal revisar.


Claudia Sheinbaum sabe que tiene la cercanía y la simpatía del líder máximo del partido. Es un factor que no deja de pesar entre consejeros a la hora de votar; y que de alguna manera será influencia en la precampaña. Fiel a su estilo y formación académica, Sheinbaum prefiere encuentros de mediana asistencia para hablar bajo el formato de conferencia. Una estrategia que algunos puntos va a generar.


Finalmente, Ricardo Monreal tiene el poder de convocatoria y organización: así lo demostró al día siguiente en la Plaza de la República en el Monumento de la Revolución al conjuntar a una multitud de simpatizantes y seguidores. Envalentonado lanzó “el buscapiés” de que el PRD se una a la causa que él encabeza, lo que un entorno no tan disputado sería una realidad más probable.


Es así que quienes participen en la encuesta deberán evaluar y equilibrar su opinión entre la cercanía y la lealtad a toda prueba (Sheinbaum); un operador político eficaz (Batres) y el que puede movilizar a la población, mostrando una imagen de fuerza política (Monreal).

Una tarea nada fácil, pues de ello dependerá también el tipo de gobierno que pudiera eventualmente llegar al Antiguo Palacio del Ayuntamiento: apegado a la ciencia y a la academia, un tanto distante de la gente pero cerca del líder; de operación política pura, a partir de negociaciones con grupos cercanos pero con riesgos de acuerdos poco claros; o de muchas obras, basado en la ostentación mediática y con tendencia a la explosividad.