Elecciones EEUU
Convenciones Nacionales EUA: donde todo se define
Convenciones Nacionales EUA: donde todo se define
Lun 18 Julio 2016 01:39

Convenciones Nacionales EUA: donde todo se define

Político.mx, 18 de julio de 2016.

Luego de casi 6 meses de elecciones primarias y Caucus, los partidos Republicano y Demócrata en Estados Unidos se alistan a realizar su respectiva Convención Nacional. Una virtual fiesta política en cada organización política; allí se proclaman de forma oficial los candidatos a la presidencia y vicepresidencia.

Establecidas prácticamente desde la fundación de los Estados Unidos como nación, no han variado realmente en su dinámica principal: los máximos representantes del partido participan con intervenciones en las que se proclaman los apoyos a los candidatos, los valores del partido o los puntos clave del programa electoral que defenderá el nominado en el caso de llegar a la Casa Blanca.

Durante las jornadas que dura la Convención se llevan a cabo la votación o las votaciones definitivas por el candidato a la presidencia. En ellas participan:

  • Los delegados: son las personas elegidas durante las primarias y caucus estatales para votar por alguna de las candidaturas durante la Convención. Cada estado tiene designado un número de delegados. Los republicanos demanda que el candidato ganador obtenga 1,237 delegados; en los demócratas son 2, 383 delegados.
  • Los súperdelegados: Esta figura es propia del Partido Demócrata; son representantes, congresistas, gobernadores,  legisladores, ex presidentes y vicepresidentes y otros líderes del partido cuyo voto no está comprometida. De manera convencional los súperdelegados hacen pública su preferencia durante las primarias, de ahí que se sumen a la cantidad mínima de delegados requeridos para proclamarse el nominado directo. Este año representan un 15% de los votos con algo más de 700 súperdelegados.    
  • Los delegados no comprometidos: en el Partido Republicano existen los llamados “unbound delegates” o no comprometidos que son representantes con derecho a voto que pueden votar a quién quieran durante la Convención. Este año son más de 165 e incluye a miembros estatales del partido, líderes de algunos territorios donde no se celebran primarias o delegados de algunos estados cuyas normas no les obligan a comprometerse con ninguna candidatura. Son un 7% de los votos de la Convención de 2016.

Para la cultura política estadounidense, estas convenciones representan uno de los mayores puntos de encuentro para cada partido, una verdadera apoteosis de militancia, simpatía y adherencia, sobre todo si ya se tiene definido a un candidato. Pero ha sucedido también que la moneda continúa en el aire, lo que exacerba la incertidumbre y las pasiones.

Es entonces que se puede dar “una convención rota”: cuando el candidato designado no está seguro y se dan pugnas internas y diversas rondas de votación para su designación.

Un recuento y lo que pasó este 2016

  • En el lado demócrata, a partir de 1972 se iniciaron reformas al proceso de selección de candidaturas dándole más peso a las elecciones primarias. También se crearon cuotas de delegados específicas para mujeres y minorías étnicas y se inició el debate sobre temas polémicos como el aborto y los derechos de la diversidad sexual. 
  •  En 1976 se dio la más reciente “convención rota” en los republicanos cuando el entonces gobernador Ronald Reagan estuvo a punto de superar a Gerald Ford quien buscaba la reelección.
  • En 1992 Pat Buchanan emitió un discurso en la Convención Republicana de ese año asegurando que el partido se encontraba del lado conservador en la “guerra cultural”; sectores liberales y moderados que consideraron que dicha posición le restó votos al candidato George Bush, padre. 
  • Durante el mes de abril y mayo, los medios empezaron a especular con la opción de que en el Partido Republicano se celebraría  una Convención rota ya que ninguno de los candidatos republicanos parecía que podía alcanzar el número mínimo de delegados para proclamarse de forma directa nominado.
  •  Sin embargo, Donald Trump finalmente llegó al número mágico de 1, 237 delegados el 26 de mayo y esta opción desapareció.

Expectativas para las Convenciones

Entre el 18 y el 21 de julio tendrá lugar en Ohio la Convención Nacional Republicana, mientras que en la semana del 25 de julio se celebrará la del Partido Demócrata, en Filadelfia.

Por el lado republicano, promete parecerse más a un reality show con un despliegue de recursos y tecnología, apelando a frases, ideas y conceptos del virtual candidato Donald Trump.

Este año, la lista de oradores incluye a la esposa y los hijos de Donald Trump, la ex candidata a la vicepresidencia Sarah Palin, el precandidato rival Ted Cruz, el cantante y activista político Ted Nugent, y el anfitrión de televisión Sean Hannity, entre otros.

Muchos miembros importantes del Partido Republicano han anunciado que no participarán en la Convención, lo que de alguna manera es una protesta pasiva contra Donald Trump o el partido en sí. Entre ellos, expresidentes George H. W. Bush y su hijo George W. Bush, así como los excandidatos a la presidencia Marco Rubio, John McCain y Mitt Romney.

Las autoridades en Cleveland se preparan para las manifestaciones, marchas y actos de una amplia gama de simpatizantes de Trump como de sus opositores. Grupos de supremacía blanca, fuerzas antimigrantes, skinheads racistas, militantes ultraderechistas, cristianos fundamentalistas antiaborto, entre otros, han indicado que estarán presentes en las calles para celebrar a su candidato, pero también demostrar su fuerza.

El punto más polémico y riesgoso es que, con base en la ley del estado de Ohio uno puede portar de manera visible todo tipo de armas de fuego “legales”. Por lo tanto, y sólo por insistencia del Servicio Secreto, solo se prohibirán las armas dentro del perímetro de seguridad de la convención.

En los alrededores del centro de convenciones las autoridades han prohibido todo tipo de objetos incluyendo bolas de tenis, pistolas de agua, latas de comida entre muchos más, pero no armas de fuego.

En el ámbito de los demócratas, los participantes confirmados reflejan sin duda los grupos de interés del instituto político y el cambio demográfico en los Estados Unidos.

Entre los oradores destacados del 25 de julio, fecha en la que comienza el evento, están la primera dama, Michelle Obama y el senador por Vermont Bernie Sanders, el último contendiente de la exprimera dama.

Un lugar central tendrán los hispanos y en especial a los indocumentados con la “dreamer” Astrid Silva. Vive en Nevada y fue traída al país por sus padres mexicanos cuando tenía cuatro años.

Otro de los oradores destacados es el expresidente y esposo de la nominada, William Clinton, quien dará un discurso el segundo día de la convención; el presidente Barack Obama y el vicepresidente Joe Biden, estarán presentes el día siguiente. La virtual candidata compartirá el escenario el jueves 28, último día del evento, con su hija Chelsea Clinton.

La gran duda en la convención demócrata es la participación de la senadora Elizabeth Warren, pues no está en la lista. Suena entre los posibles aspirantes a candidata como vicepresidente en la fórmula demócrata.