Córdova y Murayama ‘se van al basurero de la historia’, celebra Mario Delgado

El dirigente nacional de Morena condenó que el INE diera carpetazo al caso Odebrecht

Córdova y Murayama ‘se van al basurero de la historia’, celebra Mario Delgado
Morena celebra salida de Lorenzo Córdova y Ciro Murayama
Fuente: Cuartoscuro

El dirigente nacional del Morena, Mario Delgado, festejó la próxima salida de los consejeros Lorenzo Córdova y Ciro Murayama del Instituto Nacional Electoral (INE), quienes aseguró “se irán por la puerta trasera, al basurero de la historia” para dar paso a “una transformación interna que permita el desarrollo de un órgano renovado, más autónomo, sin fobias partidistas y con gran vocación democrática”.

Asimismo, el líder morenista señaló que Lorenzo Córdova, quien Segob ha asegurado que próximamente podría ser investigado, “se va a ir por la puerta de atrás, como los ladrones: a hurtadillas, porque nunca quiso decirle al pueblo de México cuánto se va a llevar como finiquito, cuánto se va a llevar como liquidación, casi diez millones de pesos que fue guardando”.

“Afortunadamente, ahora tenemos mucho pueblo, porque en esta Cuarta Transformación el pueblo manda y la gente quiere que haya más democracia. Así que se van por la puerta trasera, al basurero de la historia. Que  les vaya bien. Hasta nunca”, se despidió el morenista.

En un comunicado, el líder partidista afirmó que esto atiende a las exigencias de la población de un órgano electoral más austero, que sea “más eficiente” y que combata de manera “más eficaz” la compra del voto: “Quiere consejeros comprometidos con la democracia de este país y no amarrados a los intereses de los partidos. Esperamos que la nueva integración del INE lo entienda y ejecute”, expresó.

Político MX te recomienda: AMLO celebra elección de Guadalupe Taddei y otros consejeros del INE por insaculación

Asimismo Mario Delgado culpó al consejero presidente de cerrar el caso Odebrecht, cuando se usaron recursos para presuntamente comprar la presidencia en el proceso electoral de 2012, por lo que lo acusó de haberse convertido en “una camarilla de conservadores que trataron de impedir el avance democrático de México.