Dante Delgado, coordinador nacional de Movimiento Ciudadano, calificó como “vergonzoso y absurdo”, lo ocurrido en el Congreso de Nuevo León al designar a José Arturo Salinas como gobernador interino del estado, pues además de considerar ilegal el acto dijo que esta acción es muestra de que la “vieja política está tan preocupada” por lo que harán rumbo a 2024. 

Da clic aquí y entérate de todo sobre las elecciones y la política en nuestro canal de WhatsApp.

A través de redes sociales, Dante Delgado aseguró que en el proceso electoral del próximo año, Movimiento Ciudadano va a ganar la Presidencia y “enviar al PRIAN a un lejano tercer lugar”
   ​​
“La vieja política está tan preocupada por lo que haremos en Movimiento Ciudadano, que no tuvieron reparo en llevar al Congreso de Nuevo León al límite de lo absurdo, mediante una caricatura de la triste realidad que representan. Es vergonzoso atestiguar lo que PRI y PAN son capaces de hacer con el Poder Legislativo: ‘nombraron’ ilegalmente a un gobernador interino, ‘designaron’ a una persona inelegible, y le ‘tomaron protesta’ cuando hay un gobernador electo y en funciones”, aseguró Dante Delgado. 

El líder de MC agregó que nada de lo que hicieron los diputados locales es legal, ni válido, ni sucederá en la realidad, aunque admitió que sí “es sumamente ofensivo y bochornoso”, pues lo único cierto es que Samuel García es gobernador de Nuevo León. 

​​Este miércoles 25 de octubre, el Congreso de Nuevo León le otorgó a Samuel García licencia para separarse de su cargo y designó como gobernador interino a José Arturo Salinas Garza a partir del 2 de diciembre. 

Político MX te recomienda: Diputados de MC alistan juicio político vs Arturo Salinas, designado gobernador interino de Nuevo León

Sin embargo, MC argumenta que la designación es ilegal debido a que José Arturo Salinas Garza previamente se había desempeñado como presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura del estado y el artículo 132 de la Constitución de la entidad lo deja imposibilitado. 

El artículo 132 de la Constitución de Nuevo León establece que “ninguna persona servidora pública ni empleada del Poder Judicial podrá ser abogado de terceros, apoderado en negocios ajenos, asesor, árbitro de derecho o arbitrador ni tener cargo o empleo alguno del Gobierno o de particulares, salvo los cargos en instituciones educativas o en asociaciones científicas, literarias o de beneficencia”.