Derrame de petróleo en costas de California ocasiona cierre en playas y prohiben pesca 

El derrame de petróleo procedente de una plataforma del Pacífico y que está afectando al sur de California, en Estados Unidos, ha provocado el cierre de varias playas y la prohibición de la actividad pesquera en la zona.

Derrame de petróleo en costas de California ocasiona cierre en playas y prohiben pesca 
EFE

El derrame de petróleo procedente de una plataforma del Pacífico y que está afectando al sur de California, en Estados Unidos, ha provocado el cierre de varias playas y la prohibición de la actividad pesquera en la zona.

La fuga comenzó el sábado en la plataforma marina Elly, frente a Huntington Beach, y ya ha arrojado al mar unos 570 mil litros de petróleo, según las autoridades, que ya hablan de este suceso como uno de los peores desastres naturales de esta zona en décadas.

De momento, las autoridades han decidido clausurar las principales playas afectadas, desde el muelle de Huntington Beach hasta las de la comunidad de Newport Beach, ambas en el condado de Orange, al sur de Los Ángeles.

Además, las autoridades locales urgieron a los habitantes de la zona a mantenerse alejados de estos arenales para evitar la toxicidad del derrame de crudo.

Situada a unos 60 kilómetros al sureste del centro de Los Ángeles, Huntington Beach tiene alrededor de 200 mil habitantes y es una de las ciudades más importantes del condado de Orange.

También la industria pesquera local se ha visto afectada por el derrame, ya que las autoridades han prohibido esta actividad en un radio de 50 kilómetros.

En concreto, el Departamento de Pesca y Silvicultura de California declaró el cierre de las pesquerías desde Sunset Beach, en Huntington Beach, hasta Dana Point para “dar tiempo a investigar cualquier impacto a los peces en el área afectada”.

Así, las autoridades estatales prohibieron la pesca desde muelles, puentes y barcos en esa área.

La producción de petróleo frente a la costa de California ha disminuido en los últimos años después de importantes vertidos que han hecho sonar las alarmas de grupos ambientalistas.

Un derrame de un oleoducto en una playa cerca de Santa Bárbara, a unos 150 kilómetros al noroeste de Los Ángeles, en 2015 provocó el cierre de las últimas plataformas petroleras operativas de Exxon Mobil frente a la costa de California.
Con información de Latinus