La asociación civil El Camino de México” de Marcelo Ebrard cumplió ya un mes y ha sumado a más de 600 mil personas en apoyo al excanciller y sus aspiraciones presidenciales rumbo a 2024.

Da clic aquí y entérate de todo sobre las elecciones y la política en nuestro canal de WhatsApp

A un mes de su constitución, la asociación civil ha llegado a las 32 entidades del país mediante asambleas, reuniones informativas y recorridos, que han encabezado ya sea el ex canciller o dirigentes de la nueva agrupación.

Durante las distintas asambleas celebradas, los que se han sumado a la agrupación han firmado el libro de asociados con lo cual se comprometen a luchar por la democracia, la igualdad y la grandeza de nuestro país e impulsar una candidatura de Marcelo Ebrard a la Presidencia de la República.

El Camino de México además cuenta con coordinadores de circunscripción, que son los operadores de Ebrard en las distintas regiones del país.

  • Carlos Candelaria, en la primera
  • Adela Muñiz, en la segunda
  • Luz María Rodríguez, en la tercera
  • Jorge Corichi, en la cuarta
  • Luis Salomón, en la quinta

Político MX te recomienda: Enrique Alfaro pide a MC ‘no cerrar’ puertas a Marcelo Ebrard rumbo a 2024

Además tiene coordinadores en las 32 entidades de la República, incluyendo a Jesús Valdés, en la Ciudad de México y Alberto Esteva, en el Estado de México.

En apenas un mes, la asociación de Ebrard ha sumado a gente y celebrado asambleas en ciudades como Cancún, Ciudad Juárez, Culiacán, Durango, Ecatepec, Guadalajara, Iztacalco, Iztapalapa, Mérida, Monterrey, Naucalpan, Navojoa, Nezahualcóyotl, Oaxaca, Tepic, Tijuana, Tlalpan, Tlaxcala, Toluca, Tuxtla Gutiérrez, Villa Cuauhtémoc, Villa Nicolás Romero y Xalapa, entre otras.

El Camino de México surgió ante la inconformidad de Ebrard a la encuesta de Morena donde resultó ganadora Claudia Sheinbaum ante las irregularidades que fueron denunciadas por el excanciller, razón por la cual interpuso una queja ante la Comisión Nacional de Honor y Justicia de Morena que habrá de resolverse en los próximos días.

En ese sentido, Marcelo Ebrard ha señalado que Morena está ante una disyuntiva sobre si sanciona prácticas antidemocráticas o tolera que dichas acciones se vuelvan norma en el partido, lo cual representaría un retroceso democrático para el país y ha dejado en duda su permanencia en Morena hasta que no se resuelva su queja.