El reto del 2024: una nueva política energética

La senadora asegura que el panorama en materia energética aún presenta retos y oportunidades.

El reto del 2024: una nueva política energética

El panorama actual en materia energética es complejo y presenta diversos retos y oportunidades.

En primer lugar, garantizar el futuro hacia la transición energética, entendiendo cada una de las partes del sector como algo que se tiene que ver de forma integral: petróleo, gas natural, gas lp, diésel, gasolina y energías limpias y renovables. Esto para que el tránsito nos permita trazando un camino competitivo en el mundo. 

En segundo lugar, debemos priorizar la creciente demanda de energía. Lo que estamos viviendo en el país también es falta de capacidad para la distribución y suministro. Así que necesitamos promover la inversión en infraestructura y tecnología principalmente para mitigar los efectos de este rezago que lleva años, sino es que décadas sin que cambie algo. 

Y, por último, hablar de la independencia de los combustibles fósiles como una solución en el mediano plazo que permita tener un impacto positivo en el medio ambiente. Para que realmente podamos tener poblaciones y hábitats sanos. El desarrollo económico del sector es tan indispensable como tener un medio ambiente sano.

Ya para no dejar, esos retos se resuelven con una amplia colaboración entre lo público y lo privado. Tenemos varios pendientes. No es cosa menor lo que debemos hacer para los años que vienen.