​​Elecciones 2022: Carolina Viggiano denuncia guerra sucia ante señalamiento por programa de adultos mayores    

Carolina Viggiano, diputada federal del PRI y precandidata a la gubernatura de Hidalgo, acusó que hay una guerra sucia en su contra, ya que se ha desatado una serie de acusaciones en su contra.

​​Elecciones 2022: Carolina Viggiano denuncia guerra sucia ante señalamiento por programa de adultos mayores    
Carolina Viggiano denuncia guerra sucia

Carolina Viggiano, diputada federal del PRI y precandidata a la gubernatura de Hidalgo, acusó que hay una guerra sucia en su contra, ya que se ha desatado una serie de acusaciones en su contra con que se trataría de “minimizar la aceptación” que logró concluir su precampaña rumbo a la elección del 5 de junio de 2022. 

La también secretaria general del PRI aclaró que no está en contra de los programas sociales para adultos mayores y que en días recientes ha circulado un video manipulado, por lo que insistió que ella en ningún momento pidió su desaparición. 

“Rechazo contundentemente la guerra sucia desatada en contra de nuestro proyecto que ha ido al alza y que quede claro: me mantendré en defensa permanente de los adultos mayores, de las personas con discapacidad, pero también a los jóvenes quienes igualmente tiene derecho a recibir sus apoyos”, precisó. 

¿Por qué es importante? La precandidata a la gubernatura de Hidalgo sostuvo que dichos ataques son falsos ya que está plenamente comprobado y documentado que en el Presupuesto de Egresos de la Federación para este año se aprobaron 238 mil millones de pesos para la atención de aproximadamente 10.3 millones de adultos mayores en todo el país.

“Sin embargo, las reglas de operación de ese programa (el 3.61 por ciento, más de 8 mil 500 millones de pesos) se destinan a gastos de operación monto que, dicho sea de paso, no se ha comprobado y que ha sido sujeto de múltiples observaciones”, agregó. 

Viggiano explicó que ha manifestado que ese monto resulta excesivo debido a que el pago se realiza vía electrónica; con este gasto inútil se podría 383 mil adultos más y 45 mil personas con discapacidad. 

En ese sentido, advirtió que permanecerá vigilante de ese programa y los recursos excesivos en su operación para que no se manipulen electoralmente, condicionando la ayuda cuando se trata de un programa social que hoy es un derecho constitucional.