Empleados de Activision Blizzard acusan que CEO Bobby Kotick ha estado consciente de casos de abuso sexual

El CEO de la empresa había recibido información concreta sobre algunas de las denuncias

Empleados de Activision Blizzard acusan que CEO Bobby Kotick ha estado consciente de casos de abuso sexual

A esta altura es difícil pensar en un escenario más complejo para Activision Blizzard. Los últimos meses de la empresa estuvieron cruzados por un gran número de denuncias de abuso, discriminación y acoso que habrían sufrido los trabajadores y trabajadoras. Ahora la situación llegó a un nuevo nivel de gravedad: el The Wall Street Journal publicó información que demuestra que Bobby Kotick, CEO de la compañía, tenía conocimiento de los casos que se denunciaron, ante los que no habría accionado de forma contundente.

Hace algunos meses tomó estado público la denuncia que el Departamento de Vivienda y Empleo Justo del estado de California había realizado contra Activision Blizzard. Gracias al testimonio y la valentía de diferentes trabajadores pudieron marcar que dentro de la empresa se había fomentado “una cultura sexista y pagó a las mujeres menos que a los hombres a pesar de que las mujeres realizaban un trabajo básicamente similar; asignó a las mujeres a trabajos de menor nivel y las promovió a un ritmo más lento que a los hombres”.

La situación impactó de lleno en el corazón de la industria y se destaparon una serie de casos que habían persistido dentro de la empresa en la que se dio una “cultura de machismo generalizada en el lugar de trabajo”. A las denuncias de pagos desiguales de salarios, se les sumaron casos de acoso sexual, “incluyendo manoseos, comentarios e insinuaciones”.

En agosto, Jennifer Oneal fue nombrada para encabezar Blizzard junto a Mike Ybarra, algo muy importante considerando la falta de mujeres en cargos jerárquicos. Sin embargo, hace pocas semanas decidió abandonar su puesto. ¿Las razones? Cobraba menos que su compañero con exactamente el mismo puesto y ella misma había sufrido situaciones de acoso.

Ahora, y gracias a la publicación de The Wall Street Journal, se supo que en el 2018 Kotick recibió un mail de una abogada que detalla el caso de abuso de una mujer a la que representaba. En el correo, la abogada manifestaba que iba a iniciar una demanda contra la empresa ya que desde el sector de recursos humanos no habían intervenido ante la situación que ponía en el foco al supervisor de la mujer.

Siguiendo el artículo, la decisión del CEO fue avanzar en un acuerdo extrajudicial y no informar a la junta directiva de la empresa sobre el caso en sí y el posterior acuerdo. Además, el mismo Kotick habría recibido denuncias de acoso y a eso se suma el conocimiento de situaciones graves que habrían llevado a cabo ex empleados de la empresa, que se fueron eventualmente, pero los empleados fueron obligados a no exponer los casos.

Sin embargo, esta última novedad viene a sellar un presente extremadamente complejo para Activision Blizzard. Hace algunas semanas, con el objetivo de mostrarse decididos antes las denuncias, el mismo CEO publicó una carta en la que reiteró su compromiso para convertir a la empresa en la más inclusiva de la industria y presentó lo que catalogó como los progresos iniciales que registraron en ese sentido.

En el texto aseguraba que se habían aumentado las inversiones en capacitaciones anti-acoso y anti-discriminación. También afirmaba haber realizado cambios en la organización de la empresa, junto con la incorporación de nuevos recursos para reportar e investigar situaciones que sean inapropiadas. En ese momento, el eje de la publicación fueron los cinco cambios concretos que se estaban aplicando y en primer lugar destacó una política de cero tolerancia con el acoso. Un manifiesto que ahora toma un matiz diferente a la luz de la nueva información.

Desde la junta directiva publicaron un comunicado respondiendo a la publicación. “La Junta de Activision Blizzard sigue comprometida con el objetivo de hacer de Activision Blizzard la empresa más inclusiva de la industria. Bajo el liderazgo de Bobby Kotick, la compañía ya está implementando cambios en la industria, incluida una política de tolerancia cero frente al acoso, un esfuerzo para lograr aumentos significativos en los porcentajes de mujeres y personas no binarias en nuestra fuerza laboral e inversiones internas y externas significativas para acelerar las oportunidades. La junta sigue confiando en que Bobby Kotick abordó adecuadamente los problemas del lugar de trabajo”, destacaron en el comunicado.

Es un escenario muy difícil para la industria, pero especialmente para las trabajadoras y trabajadores que tuvieron que sufrir las situaciones que se denuncian. Cuando la normalidad es barrer todo bajo la alfombra, sería un buen síntoma para la industria que haya medidas concretas, no solo para evitar que casos similares vuelvan a ocurrir, sino para que nunca nadie más decida mirar para otro lado.

Con informaicón de Infobae