Enrique Galindo, candidato del PRI PAN y PRD la presidencia municipal de San Luis Potosí y quien busca la reelección, continúa bajo investigación debido a las múltiples observaciones por parte del Instituto de Fiscalización Superior del estado (IFSE); así como señalamientos en torno a presuntos contratos millonarios otorgados a diversas empresas sin seguir los procesos de licitación correspondientes. 

Da clic aquí y entérate de todo sobre las elecciones y la política en nuestro canal de WhatsApp

Las cifras reveladas y las irregularidades detectadas, sugieren un posible beneficio personal por parte de Galindo en la asignación directa de estos contratos, con los que, según versiones cercanas al candidato, habría financiado la millonaria campaña con la que pretendería continuar desfalcando al municipio, se señaló en un comunicado.

Según los informes, fueron identificados presuntos contratos otorgados a precios por encima del mercado sin justificación adecuada; un ejemplo, se observó en el contrato de adquisición de materiales y suministros por un valor de $27 millones 5 mil 838.93, así como otros contratos de servicios generales por un monto de $3 millones 799 mil 635.80, ambos que habrían sido supuestamente adjudicados sin la debida licitación pública.

Asimismo, se cuestionó la entrega de apoyos sociales, pues no existiría una comprobación adecuada. 

Fueron detectadas erogaciones presuntamente no justificadas por un total de $30 millones 162 mil 005.84 que habrían sido destinadas a programas de vivienda, útiles escolares, despensas y paneles solares; sin embargo, estos recursos no fueron respaldados por la debida documentación, lo que evidenciaría una falta de transparencia en la gestión de recursos públicos.

Otro punto de controversia se centra en el suministro de combustible, donde se detectaron irregularidades en la asignación a vehículos inexistentes o inactivos, así como en el posible destino final de los recursos destinados a este rubro, por un monto total de $3 millones 943 mil 673.70 en combustible no justificado.

Por otro lado, se habría detectado un posible conflicto de intereses entre un funcionario público y un proveedor. Esto debido a que la directora del Departamento de Turismo del H. Ayuntamiento de San Luis Potosí, Claudia Lorena Peralta Antiga, tendría vínculos familiares con un proveedor de servicios por un importe de $94 mil 168.76. mismo proveedor que al parecer, pagaría una cuota permanente por mantenerse en la lista de proveedores.

Cercanos a Enrique Galindo aseguran que se trataría de un "cobro de piso" que él mismo habría instaurado para supuestamente beneficiarse de manera directa por cada proveedor. 

Este hallazgo plantea interrogantes sobre la imparcialidad en la toma de decisiones y el correcto manejo de los recursos públicos del municipio a cargo de Galindo.

Las observaciones realizadas revelarían un patrón de irregularidades en la gestión de contratos y recursos públicos durante la administración de Enrique Galindo