ENTREVISTA. Harfuch, la seguridad en la CDMX y su futuro

En la Secretaría de Seguridad Pública y Ciudadana se deciden las estrategias para blindar a la capital del país. Omar García Harfuch encabeza esta tarea desde el 2019.

ENTREVISTA. Harfuch, la seguridad en la CDMX y su futuro
El secretario de Seguridad habló sobre su futuro político

Por Brenda Peña

En la Secretaría de Seguridad Pública y Ciudadana se deciden las estrategias para blindar a la capital del país. Omar García Harfuch encabeza esta tarea desde el 2019 y recibió a Político MX en su despacho para platicar a fondo sobre ello.

Nos dio la bienvenida en la entrada de su oficina, flanqueado por un gran muro conformado de 9 pantallas a un lado de su escritorio, desde donde se monitorean los puntos más importantes de la CDMX. Desde cualquier ángulo del ‘búnker’ estratégico se puede observar la imponente Ciudad de México.

Era necesario comenzar con los elementos que conforman su estrategia para mejorar la percepción de seguridad en la ciudad.

“Tenemos varios factores en esa estrategia, uno es la coordinación con el gobierno de México, otro es atención a las causas que eso es algo nuevo para nosotros totalmente como equipo de policías que veníamos de otras instituciones y el tercero es investigación”.

Harfuch, destacó que en marzo del 2020 se pasó de ser una policía cien por ciento preventiva, en donde estaba limitada a detener a los delincuentes en flagrancia a una policía con la facultad de investigación.

Esto quiere decir que se le puede dar seguimiento a un delito desde que se comete hasta lograr la detención de los criminales, participando en la integración de la carpeta de investigación.

No ha sido tarea fácil. En junio del 2020, el Jefe de la policía capitalina sufrió un atentado, donde recibió tres impactos de bala y sus dos escoltas perdieron la vida. Ese día más de 400 disparos llevaban la intención de quitarle la vida. Y de acuerdo con las investigaciones del caso, miembros del CJNG fueron los perpetradores de estos hechos.

CRIMEN ORGANIZADO

Hacía unos 20 años que ningún funcionario público de la capital había reconocido la presencia, operación y asentamiento de estos grupos delincuenciales.

“Nosotros al reconocer la presencia de los grupos es aceptar y reconocer que estamos escuchando lo que las personas de las colonias nos dicen… Porque, si nos están diciendo, hay personas fuertemente armadas y corresponde con los datos de inteligencia que tenemos y con las investigaciones avanzadas pues negar la presencia de una célula delictiva de delincuencia organizada, pues la gente perdería la confianza en nosotros”.

Más que una guerra contra las drogas, hay “lucha contra generadores de violencia”. Recalcó el encargado de la seguridad en la capital.

¿Y SU FUTURO?

Harfuch es un hombre que ha procurado mantenerse al margen de cualquier tema político, y en medio de la habitación, donde se desarrollaba la entrevista, fue inevitable no mostrar curiosidad por su futuro político.

A pregunta expresa ¿Qué viene para ti políticamente?: “Queremos continuar con las tareas de seguridad en México (...) Vamos a estar en la Secretaría de Seguridad ciudadana hasta que la Doctora Claudia Sheinbaum así lo indique y esperamos que sea mucho tiempo”.

¿La ves como presidenta en el 2024?: “sí, claro, es una mujer muy capaz, con una integridad y una honestidad que muy pocas personas tienen en el servicio público y creo que eso es lo que nuestro país necesita”.

“Todo el equipo que estamos aquí, todos hemos hecho un trabajo específico en seguridad”, dijo con mucha seriedad.

Y ante la insistencia de esta periodista sobre el tema aspiracional político, consignó: “Como Jefe de la policía de la Ciudad de México, si estás futureando y pensando en cosas que no tienen sentido, creo que, le puede ir mal a la policía y la ciudad”.

¿SEGURIDAD A NIVEL FEDERAL?

“Siempre nos gustaría ayudar en tareas de seguridad donde nos llamen”, respondió.

El secretario de seguridad ciudadana de la Ciudad de México, asegura que no tiene por ahora aspiraciones políticas, y que se encuentra enfocado en sus tareas, será cuestión de esperar un poco de tiempo para saber si sus “golpes” al crimen en la capital lo colocan como un candidateable.