Erik Rubín asegura que ama la imperfección y paciencia de Andrea Legarreta

El músico lleva más de 20 años de casado con la conductora de Hoy y tiene dos hijas

Erik Rubín asegura que ama la imperfección y paciencia de Andrea Legarreta

El amor y la comunicación son los dos principales condimentos que han hecho que Andrea Legarreta y Erik Rubín vivan un matrimonio feliz, comenta el cantante, quien hace más de 20 años se enamoró de la conductora.

“Yo me enamoré de Andrea en paquete, es una mujer inteligente, sensible, amorosa, compasiva, una madre increíble como nadie. Como todos los seres humanos tiene sus cosas, no es perfecta y eso la hace perfecta”, expresa Rubín a EL UNIVERSAL.

El cantante admite que el camino como pareja no ha sido fácil, pero que la comprensión y platicar sobre lo que sucede les ha funcionado siempre.

“También hemos tenido nuestras crisis como cualquier otra pareja y como todo hay que chambearle, sin duda siempre hemos sido la prioridad; afortunadamente los dos hemos trabajado, cambiado cosas y tratado de mejorar como seres humanos para poder seguir juntos”, comenta.

Señala que los chismes que se crean en su entorno, aun cuando estén en el ojo del huracán, es algo que a ellos no les afecta.

“Que si ya me tomaron una foto al lado de una chica, que si María Conchita dijo no sé qué, que si yo hablé de mi amorío cuando era joven... Eso internamente no nos afecta. Somos adultos maduros, es algo que ya pasó, no dejamos que ensucien nuestra relación con eso”, enfatiza.

Erik explica que como padres se sienten muy orgullosos de sus hijas, a quienes les dieron la posibilidad de decidir su camino profesional, por lo que cuando Mía y Nina eligieron el del espectáculo, las apoyaron.

“Como padres nos toca apoyar a nuestras hijas en lo que les gusta, así fue con mis padres y yo les agradezco que me hayan apoyado desde muy pequeño. Y bueno, ellas decidieron que eso es lo que aman y nosotros felices de ver cómo crean su propio camino”.

Como parte de este proceso, a Rubín le ha tocado dar consejos sobre lo difícil que es sobrevivir en el mundo del espectáculo, sobre todo cuando hay malas críticas o salen comentarios en redes sociales con el afán de destruir.

“Es complicado, ellas son unas niñas y se tienen que ir curtiendo. En el primer concierto que lanzamos Mía y yo hicimos un cover de Daniel (‘Me están matando’), el cual siempre lo anuncié así, como cover, pero salió por ahí el comentario de: ‘son unos ladrones’ y a Mía le afectó muchísimo, pero de ahí como que se le va haciendo costrita; los comentarios se toman de quien vienen”.

El extimbiriche se encuentra promocionando su más reciente sencillo musical, “Dron”, disponible en plataformas digitales.

“Además de ser compositor y productor, me estreno como ingeniero musical, es una de las cosas positivas que me dejó la pandemia y me gustó el resultado, es un tema fresco”.

Con información de El Universal.