El canciller Marcelo Ebrard envió una carta en diciembre pasado al dirigente nacional de Morena, Mario Delgado en la que le exige claridad rumbo a la elección del candidato presidencial del partido para la elección 2024.

En la misiva, Ebrard destaca el reto de Morena de continuar con la transformación y mantenerse en unidad, así como mantener la congruencia de cara a la elección de quien será el candidato presidencial del partido. 

“Como lo exigimos en su momento para las contiendas electorales, hoy consideramos imperativo que la encuesta referida y su proceso previo se realicen en apego a nuestra tradición y principios: con reglas claras, certezas en los resultados y transparencia en el uso de recursos”, subraya el canciller en la carta.

Ebrard además expone algunos planteamientos entre los que destacan: 

- La celebración de debates públicos entre los aspirantes, que pidió se realizarán el primer semestre de 2023, y en los cuales podrían se podrían dar a conocer, contrastar sus perfiles, trayectorias y propuestas.

- Establecer una fecha límite para la separación de los cargos que ocupan los aspirantes, antes de llevarse a cabo la primera encuesta de reconocimiento, tal y como se hace con antelación a los procesos electorales. “La separación de cargos no es solo deseable sino necesaria a fin de poder garantizar condiciones equitativas de competencia entre los aspirantes”.

-La aplicación de la encuesta de selección del candidato, misma que sea realizada y supervisada de manera independiente y verificable, idealmente, con una sola pregunta en urna simulada.

Asimismo, Ebrard solicitó a la dirigencia de Morena convocar a la brevedad a los representantes de los aspirantes a fin de convenir lo necesario.

“Me animo a proponerle esta ruta en virtud del apoyo recibido por el suscrito en todo el país y, asimismo, por el genuino propósito de contribuir a la fortaleza del movimiento en el que participamos y la Cuarta Transformación”, concluye Ebrard Casaubon.