Esta fue la razón por la que Memo Ocho y Oswaldo Sánchez terminaron su amistad

El ex portero de Chivas contó el motivo por el cual ya no se habla con el arquero de la selección mexicana.

Esta fue la razón por la que Memo Ocho y Oswaldo Sánchez terminaron su amistad

Oswaldo Sánchez y Guillermo Ochoa mantenían una relación cordial, la cual se fracturó hace varios años, cuando el aún portero cometió un error en un partido de la selección mexicana ante Corea del Norte, que se celebró en Torreón. 

Después de varios años, San Oswaldo habló sobre lo sucedido en TUDN, ya que aseguró varios seguidores lo han cuestionado sobre este tema en diversas ocasiones. 

Todo se dio durante aquel partido en Torreón en 2010 cuando después de la pifia de Ochoa, las cámaras captaron a Oswaldo en uno de los palcos bromeando como queriendo entrar al terreno de juego, una acción que se tomó como una burla hacia el arquero del América. 

"Yo no sabía que la cámara me estaba tomando y yo estaba con el Chato Rodríguez, con el Gordo Becerra, el Pelón Carlos Ochoa que me llevaba bien con ellos en Santos. El palco de al lado era de Matías Vuoso, estaba el Cloroformo Padilla y Salvador Mariscal, gente de futbol y de box. Estábamos con la fiesta total en Torreón porque nunca había ido la selección a jugar y me dicen: ¿A poco no te dan ganas de meterte? ¿Se equivoca o no?". 

"Le digo, 'le tiran de afuera yo creo que se le movió'. Estoy debatiendo con él esa parte, nos separaba un cristal, y me dice: '¿a poco no te dan ganas de meterte?' y digo 'sí, deja me meto', y se me ocurre hacerle así el saco (como quitándoselo), pero yo mamando, y ahí me toma la cámara y dicen 'Oswaldo se burla de Memo'". 

El ex portero de Chivas aclaró que no tenía motivo para burlarse de Ochoa, ya que fueron compañeros de profesión, pero esta acción hizo que se rompiera la relación que había entre ellos; pese a ello, Sánchez respeta la "jerarquía" de Memo. 

Actualmente, Oswaldo Sánchez es comentarista de TUDN, por lo que cada vez que juega la selección mexicana analiza sus partidos a nivel de cancha, donde se llega a encontrar a Guillermo Ochoa, pero tras el suceso de hace unos años, ya no se hablan. 

"No como era antes. Éramos buenos amigos, nos llevábamos bien, éramos compañeros de trabajo. También respeto su parte, porque si él creyó otra cosa es respetable. Yo soy un tipo respetuoso y me encanta que a Memo le vaya bien. 

Lo busqué indirectamente con un amigo en común y se le platicó un poco, parece que no la creyó, la verdad no tengo bronca, yo respeto su jerarquía. Para mí es un porterazo, uno de los mejores de la historia".

Con informaicón de Milenio