Esta ley protege a los comerciantes de armas en EUA

Esta ley protege a los comerciantes de armas en EUA

Desde 2005, existe en Estados Unidos una ley que protege a los fabricantes y comerciantes de armas de los litigios civiles, se trata de la Ley de Protección del Comercio Legal de Armas (PLCAA, por sus siglas en inglés).

¿Qué dice la ley? De acuerdo con un artículo publicado por el Center for American Progress, una organización estadounidense independiente, dedicada a la investigación política, el origen de esta legislación fue la reacción a numerosas demandas presentadas en más de 40 ciudades hacia la década de 1990, que esgrimían un argumento legal novedoso: los fabricantes de armas crearon una molestia pública debido a prácticas de venta que permitieron que las armas de fuego se vendieran de manera ilegal en mercados secundarios y, en consecuencia, también se traficaran de forma ilegal, por lo que serían utilizadas para cometer delitos violentos.

Aunque las demandas tuvieron éxito, hubo muchas que terminaron en acuerdos de conciliación, que exigían a los fabricantes implementar nuevas prácticas para ayudar a disminuir el tráfico ilegal de armas, por ejemplo, grabar en video las ventas, implementar sistemas digitales para seguir el rastro de las que hayan sido usadas en hechos violentos y aumentar la capacitación de los empleados.

El artículo consigna que estas demandas tuvieron éxito, pero muchas resultaron en acuerdos de conciliación mediante los cuales se exigió a los fabricantes de armas que implementaran nuevas prácticas y estándares para ayudar a reducir el tráfico ilegal de armas, como grabar en video las ventas, implementar un sistema computarizado para rastrear los rastros de armas delictivas y aumentar la capacitación de los empleados.

¿Qué impacto tiene? Según el Center for American Progress, la PLCAA marcó un esfuerzo por poner fin a ese litigio, que buscaba hacer responsables a los fabricantes y distribuidores de armas por el daño causado por sus productos y por las prácticas comerciales negligentes que permitieron el tráfico de armas. Esta ley otorga una amplia inmunidad a los fabricantes y distribuidores en los tribunales federales y estatales, lo que protege a la industria de las armas de la mayoría de los reclamos de responsabilidad civil.

En general, la PLCAA evita que las personas presenten demandas contra la industria de las armas, incluso en los casos en que estas partes han sido negligentes y hubo un "uso indebido criminal o ilegal" de un arma de fuego o municiones.