El presidente Andrés Manuel López Obrador respondió a los cuestionamientos de la prensa nacional sobre las exigencias de Marcelo Ebrard, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), considerado como uno de los principales aspirantes a la candidatura presidencial de Morena, para que la dirigencia del partido guinda acelere el paso y establezca las reglas necesarias para el proceso interno que se llevará a cabo para definir la candidatura presidencial rumbo a las elecciones del 2024

López Obrador se limitó a decir que él respetaba el proceso que lleva la dirigencia nacional de Morena, que es encabezada por Mario Delgado, así como también insistió en que las llamadas "corcholatas" deben de esperar a que se den los tiempos adecuados para esos temas. 

Político MX te recomienda: AMLO se burla de premio a Norma Piña: 'se pueden conseguir en la Plaza de Santo Domingo'

Asimismo, el tabasqueño señaló que este proceso de selección debe ser, primordialmente, democrático, por lo que descartó que la autodenominada Cuarta Transformación (4T) continúe implementado los procesos antidemocráticos, en donde se manejaba a un personaje tapado, o designado por dedazo presidencial. 

"No puedo opinar de ese tema, de esa cuestión, solo respetar como decía el entrenador Bora 'yo respeto, yo respeto'. Es importante que todos respeten, que ya en definitiva se termine con el tapado, se termine con el dedazo, que se termine con la compra del voto, que se termine con datos impuestos por los medios de información", comentó el mandatario federal durante su conferencia mañanera desde Palacio Nacional

El presidente mexicano consideró que una de las cuestiones más importantes de este próximo proceso interno de Morena será enseñar a los jóvenes del país que en la política, los tiempos se manejan con paciencia. 

"Hay que esperar, es muy importante. Por ejemplo, para que los jóvenes, primero sepan la importancia que tiene el manejo de los tiempos en la política. Política es tiempo", argumentó.

Como se mencionó anteriormente, Marcelo Ebrard ha expresado, en múltiples ocasiones, su inconformidad ante la falta de atención que Mario Delgado le ha dado al proceso interno de Morena para seleccionar al próximo candidato presidencial del partido rumbo a las elecciones presidenciales del 2024. 

En este sentido, Ebrard ha señalado que en el partido se requieren reglas claras para la definición del candidato o candidata del partido guinda, pues considera que, de lo contrario, la ausencia de reglas crearía una "la ley de la selva", la cual podría provocar una serie de rupturas y conflictos en el seno de Morena