Yasmín Esquivel, Peña Nieto y otros funcionarios que han sido acusados de plagio

La ministra Yasmín Esquivel Mossa está envuelta en un escándalo por el presunto plagio de su tesis de licenciatura

Yasmín Esquivel, Peña Nieto y otros funcionarios que han sido acusados de plagio
Fuente: Cuartoscuro

Recientemente la ministra de la Suprema Corte de Justicia, Yasmín Esquivel Mossa se vio vista en vuelta en la polémica luego de que en una investigación fue señalada presuntamente de plagiar la tesis por la que obtuvo su licenciatura en Derecho por la ENEP Aragón de la UNAM, en 1987; hecho que ella ha negado contundentemente.

Luego de que se diera a conocer el polémico caso por el medio Latinus, en el que presuntamente habría incurrido la también candidata para presidir el máximo tribunal, resulta pertinente recordar otros casos en los que funcionarios federales, también fueron señalados en estos últimos años de supuesto plagio.

Alejandro Gertz Manero

En una carta dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador y a la directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, 77 investigadores pertenecientes a 35 entidades académicas distintas, denunciaron al actual Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero de tener al menos dos libros con abundantes plagios:

“Dado que tanto el presidente de la República, Lic. Andrés Manuel López Obrador,  como la directora del Conacyt, Dra. María Elena Álvarez-Buylla, han convocado a la honestidad y a combatir la corrupción en todas sus formas, y dado que el plagio académico es una forma de corrupción, denunciamos estos hechos para el bien del SNI, la comunidad científica y el pueblo en general y exigimos se le dé debido proceso”.

Sin embargo en marzo del 2021, la Junta de Honor del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) desechó la queja porque “ninguno de los quejosos es autor o demuestra contar con los derechos de propiedad”.

José Antonio Romero Tellaeche

A mediados de 2022, la Comisión de Ética del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) resolvió en septiembre que el director general de la institución, José Antonio Romero Tellaeche, cometió plagio en dos artículos académicos que publicó a su nombre.

Al menos cinco párrafos del artículo “Determinants of Sectoral Import in Manufacturing Industry: A panel Data Analysis”, escrito por investigadores del Ministerio de Economía de Turquía en 2014, fueron tomados sin dar el crédito por Tellaeche en un artículo que publicó en 2019 la “Atlantic Review of Economics (AROEC)”.

Alumnos denunciaron el hecho con protestas en incluso la consigna “Un plagiador no será mi director”. A pesar de que se aceptaron las acusaciones, no hubo consecuencias legales contra el directivo.

Boris Berenzon

En 2013 Boris Berenzon fue destituido de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM por plagiar su tesis doctoral. Sin embargo en 2020, fue designado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para coordinar las acciones y programas de promoción y divulgación, esto poco después de que Rosario Piedra Ibarra tomara posesión del órgano.

Presuntamente el funcionario habría plagiado 18 párrafos del libro “Puros cientos: Historia de la historieta en México 1874-1934” de Juan Manuel Aurrecoechea y Armando Bartra. Ante la denuncia presentada por uno de los autores, Berenzon Gorn señaló que se trataba de una campaña de desprestigio, cosa que fue secundada por Álvarez-Buylla acusando a la "ciencia neoliberal".

Peña Nieto

“El presidencialismo mexicano y Álvaro Obregón”, fue el nombre de la tesis que le dio el título en Derecho al expresidente de México, Enrique Peña Nieto, la cual después de un largo análisis, Aristegui Noticias confirmó que había sido plagiada en al menos 28.8%, es decir, 197 párrafos de los 682 que integran el texto.

La Universidad Panamericana aceptó que el expresidente plagió parte de su tesis, sin embargo aseguró que no ameritaría retirar el título en Derecho, pues el reglamento no era aplicable a exalumnos.

Sobre las acusaciones, el ahora exmandatario aseguró que es una obra suya y recordó cómo fue que la hizo: “Yo hice mi tesis, recuerdo cómo la hice. Entonces no había computadoras como ahora, había que hacerla en máquina de escribir, había que escribirla a mano y pasarla a máquina. Nadie me puede decir que plagié mi tesis”, fue lo que respondió el mandatario en 2016.