EXCLUSIVA Malú Micher detalla cuáles con los grandes pendientes en la agenda de género en el Senado

Malú Micher precisó que hay un paquete de casi 350 reformas secundarias para que la paridad de género se concrete en diversas instituciones.

EXCLUSIVA Malú Micher detalla cuáles con los grandes pendientes en la agenda de género en el Senado
Malú Micher senadora Morena

En el balance a propósito de los retos que implica el Día Internacional de la Mujer, la senadora por Morena, Malú Micher, en exclusiva para Político Mx recapituló que en la Cámara Alta se tienen al menos tres grandes rubros pendientes de reformas por aprobar. Por un lado reformas de leyes secundarias para que en instituciones públicas sea una realidad la paridad de género; avalar y avanzar un sistema nacional de cuidados; así como modificaciones que respalden los derechos reproductivos y sexuales para las mujeres y adolescentes. Confió en que si no se avalan en este periodo ordinario de sesiones, se aprueben en el resto del año

Sobre el sistema de cuidados. “Pero necesitamos ordenar qué está haciendo cada quien en cuanto al cuidado…  ¿Por qué se lo digo?, porque tenemos a viejitas y a viejitos cuidados con una pensión… Tenemos un estado cuidador cuando hablamos de personas con discapacidad, estamos hablando de personas que estudian y que están siendo cuidadas… Pero tenemos que ampliar esto”, planteó la senadora.

Explicó que ante la carga de esta labor, sobre todo para las mujeres, se debe revisar y construir cómo puede el Estado asumir esta responsabilidad, así como desde las empresas y distintas instituciones. El objetivo principal de un Sistema Nacional de Cuidados es que quienes están en dichas labores de cuidado se integren a la economía formal y cuenten con una serie de respaldos.

El dato. Sobre la paridad de género, Malú Micher precisó que hay un paquete de casi 350 reformas secundarias para que esto sea un sistema y una realidad en los consejos de distintas instituciones.

Derechos reproductivos. El tercer gran pendiente tiene que ver con reformas de salud, de educación y derechos reproductivos que puedan derivar en el otorgamiento de métodos anticonceptivos a la mano de los adolescentes para la prevención de embarazos. De igual manera que puedan evitarse casos de menores de diez años de edad que son embarazadas por una evidente situación de abuso. Esto también implica que pueda haber servicios oportunos de interrupción legal del embarazo, siempre acordes a la legislación establecida en cada estado.