Expresidentes latinoamericanos acusan que elecciones en Nicaragua han agudizado la crisis de manera preocupante

Los exmandatarios indicaron que es imperativo recordar la vigencia de la Carta Democrática que todo el hemisferio aprobó hace 20 años para dar un cauce de legitimidad a la vigencia de la democracia en nuestra región

Expresidentes latinoamericanos acusan que elecciones en Nicaragua han agudizado la crisis de manera preocupante

Organizaciones internacionales señalan que las elecciones generales del 7 de noviembre de 2021 en Nicaragua han agudizado la crisis de manera inquietante en ese país, por lo que enviaron un escrito llamado “Impidamos a Ortega ( Daniel) consolidar su dictadura”.

El comunicado está suscrito por cuatro expresidentes junto con el secretario general de IDEA Internacional. Fernando Henrique Cardoso, presidente de Brasil 1995-2003; Laura Chinchilla, presidenta de Costa Rica 2010-2014; Ricardo Lagos, presidente de Chile 2000-2006; Juan Manuel Santos, presidente de Colombia 2010-2018 y Kevin Casas Zamora, secretario general de IDEA Internacional.

“La jornada electoral en la víspera ha sido marcada por la violación de los derechos ciudadanos para elegir de manera libre y democrática a sus autoridades. Lo ocurrido es grave tanto para el futuro del pueblo nicaragüense como para el resto de América Latina”, detalla el documento. 

Los exmandatarios indicaron que es imperativo recordar la vigencia de la Carta Democrática que todo el hemisferio aprobó "hace 20 años para dar un cauce de legitimidad a la vigencia de la democracia en nuestra región".

Asimismo, dieron a conocer algunas propuestas destacadas de la Declaración:

  1. Profundizar el aislamiento internacional del régimen, incluida la suspensión de Nicaragua de la OEA vía la aplicación del artículo 21 de la Carta Democrática Interamericana.
  2. Hacer un llamado a todos los gobiernos de la región para que asuman la gravedad de estos hechos e instruyan a sus Cancilleres en colocar la situación de Nicaragua como tema prioritario en la próxima Asamblea General de la OEA.
  3. Exigir la inmediata liberación de todos los presos políticos, la plena vigencia de los derechos humanos, el cese del estado policial, el restablecimiento del orden constitucional y la urgente reapertura de un proceso de negociación para buscar una salida pacífica a la crisis.
  4. Suspender todos los programas o negociaciones en instituciones financieras internacionales y regionales en tanto las condiciones mínimas de vigencia de la institucionalidad democrática no retornen a Nicaragua.