FGR asegura rancho propiedad de excolaborador de Javier Duarte

Las autoridades informaron que lo transferirán a INDEP

FGR asegura rancho propiedad de excolaborador de Javier Duarte
Rancho Las Mesitas fue asegurado por la FGR
Foto: Cuartoscuro

La Fiscalía General de la República (FGR), aseguró el “Rancho las Mesitas”, propiedad de Moisés Mansur Cysneiros, quien fuera presunto prestanombres del exgobernador de Veracruz en 2016, Javier Duarte. La dependencia señaló que será transferido al Instituto Para Regresar al Pueblo lo Robado (INDEP).

Esto luego de que el pasado 15 de mayo la FGR, obtuviera en definitiva la declaratoria de abandono de la propiedad, la cual cuenta con una superficie de más de 90 hectáreas y está ubicada en Valle de Bravo, Estado de México. 

De acuerdo con un comunicado de la Fiscalía, el inmueble se encuentra rodeado de bosques y lagos, cuenta con múltiples caballerizas y una lujosa mansión. Le fue asegurado a Moisés Mansur, quien cuenta con orden de aprehensión por delitos de asociación delictuosa y operaciones con recursos de procedencia ilícita, cometidos en Veracruz.

“El bien del que se obtuvo su propiedad definitiva fue producto de dichos delitos y su declaratoria de abandono ha quedado firme, por lo que el inmueble será entregado al Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado”, señaló la autoridad.

Mansur Cysneiros es excolaborador del exgobernador de Veracruz, está prófugo de la justicia y es acusado de los cargos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Desde el año pasado intentó obtener un amparo contra la declaratoria de abandono, afirmando que no fue notificado debidamente de este procedimiento, pero un juez federal rechazó sus argumentos. Desde entonces, el gobierno federal anunció que el rancho sería entregado a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para la cría de caballos.

Por su parte, desde septiembre de 2018 Javier Duarte se declaró culpable de los delitos de asociación delictuosa y lavado de dinero, pero tras negociar, su sentencia fue de apenas 9 años de prisión. Enfrenta otro proceso por delitos electorales y dos en el fuero común por incumplimiento de un deber legal y peculado.