Gobierno de AMLO emite nuevo decreto en contra de la venta de vapeadores electrónicos

En el centro de la polémica y la discusión el uso de estos dispositivos que intentan, en un primer momento, sustituir a los productos de tabaco tradicionales.

Gobierno de AMLO emite nuevo decreto en contra de la venta de vapeadores electrónicos

El gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador emitió un segundo decreto con el que se busca frenar la importación y venta de vapeadores y cigarros electrónicos. Se asegura que, a partir de estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), dichos dispositivos influyen negativamente en el control del tabaquismo, debido a que desincentiva el abandono del consumo de esos productos e incluso favorecerían el consumo dual.

Antecedente. En febrero, AMLO decretó la prohibición para la comercialización y venta de vapeadores y cigarros electrónicos. Luego en junio la Secretaría de Economía modificó el decreto para permitir la importación y venta de dispositivos de calentamiento de cartuchos o unidades desmontables con tabaco. Entre los dispositivos que se beneficiaron de esta decisión estaban el IQOS, de la tabacalera Phillip Morris, que calienta el tabaco en vez de quemarlo, como ocurre con un cigarro tradicional.

El nuevo decreto. “La prohibición de importación de dichos productos, guarda una relación objetiva y lógica con los fines que se pretenden lograr, como son: proteger la salud, tanto de los propios consumidores como de quienes se encuentran cerca y reciben sus emisiones, así como salvaguardar en la medida de lo posible, la salud de las nuevas generaciones”, dice el decreto.

Respecto al derecho de la "libre personalidad", el gobierno federal declara que si bien este debe ser respetado, tiene límites en el caso de que cause daños a terceros o afecte el orden público. "Cuando una persona, derivado del consumo de estos productos, cae en una situación de enfermedad o de incapacidad permanente, se genera un alto impacto económico y psicoemocional a su entorno familiar y adicionalmente al sistema de salud del país", dice el documento. Esto, añade el decreto, se traduce en una afectación individual, familiar y a la sociedad en general.

Con información de Expansión