Gobierno de Oaxaca debe ofrecer disculpa a saxofonista María Elena Ríos, víctima de ataque con ácido: CNDH

La CNDH señala que la atención de las autoridades se dio solo después de que la víctima logró la atención de la prensa.

Gobierno de Oaxaca debe ofrecer disculpa a saxofonista María Elena Ríos, víctima de ataque con ácido: CNDH
Gobierno de Oaxaca debe ofrecer disculpa a saxofonista María Elena Ríos, víctima de ataque con ácido

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación dirigida al gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, y al titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Arturo de Jesús Peimbert Calvo, para que ofrezcan una disculpa pública a María Elena Ríos, saxofonista que fue víctima de un ataque con ácido en Huajuapan de León.

De acuerdo con la CNDH, las autoridades oaxaqueñas “vulneraron al derecho a una vida libre de violencia en su modalidad de violencia institucional; así como por incumplir su obligación de atender e investigar la violencia contra las mujeres, y por vulnerar el acceso a la justicia en la modalidad de procuración con perspectiva de género”, en contra de María Elena Ríos, así como de sus familiares, víctimas indirectas del ataque y que fueron revictimizadas durante el desarrollo de las investigaciones judiciales para esclarecer la agresión.

La CNDH refirió que cuando sucedieron tanto la agresión con ácido, como las respuestas y omisiones de las autoridades, ocurrieron en el marco de la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM), que se encuentra activada en el estado de Oaxaca desde el 30 de agosto de 2018 por violencia feminicida, y que en dicha declaratoria, se consideró a la ciudad de Huajuapan entre las localidades que requerían la implementación de acciones de emergencia.

“No obstante, hay incumplimiento del gobierno de la entidad sobre las medidas recomendadas en el decreto de la alerta de género, que tiene la finalidad de crear mecanismos eficientes para investigar y sancionar a las autoridades que no realizan su obligación de protección a las mujeres. Tampoco se comprobaron referencias de que el estado de alerta de género se haya considerado como elemento indispensable en la investigación del caso, ni en el contexto de la agresión perpetrada”, subrayan en un comunicado.

Agregan que la atención de las autoridades se dio solo después de que la víctima y sus familiares lograron la atención de la prensa y se publicaron notas periodísticas sobre su caso.

La Comisión Nacional resalta que, “en el desarrollo de sus investigaciones, la Fiscalía General y el gobierno del estado de Oaxaca presentaron información incompleta o negaron de manera reiterada su plena colaboración, con lo que se obstaculizó la investigación, por lo que las autoridades señaladas incurrieron en responsabilidad al incumplir sus funciones con apego al marco legal que protege los derechos humanos y regula la función de los servidores públicos, y confirma que ambas entidades incurrieron en responsabilidad institucional, faltando a la misión que les fue encomendada, en agravio de personas que forman parte de su comunidad”.