Hombre se lanza a lago para huir de abejas, pero lo devoran las pirañas

Un sujeto de 30 años que pescaba junto a su grupo de amigos se lanzó a un lago para huir de un enjambre de abejas que repentinamente los atacó.

Hombre se lanza a lago para huir de abejas, pero lo devoran las pirañas
Foto: Reporte Indigo

Un sujeto de 30 años que pescaba junto a su grupo de amigos se lanzó a un lago para huir de un enjambre de abejas que repentinamente los atacó; sin embargo, el hombre fue devorado mortalmente por las pirañas del agua.

Así lo confirmó la policía de Brasil, que no dio detalles acerca de la intentidad del hombre pero precisó que éste se encontraba con dos amigos en el lago del municipio de Brasilandia de Minas, ubicado en el suroriental estado de Minas Gerais.

De acuerdo con los primeros reportes, los tres amigos sintieron la presencia de las abejas las cuales los habrían atacado en un enjambre, por lo que se lanzaron al agua para evitar ser atacados por los insectos.

El Departamento de Bomberos informó que el cuerpo de la víctima, de 30 años, fue encontrado el domingo 31 de octubre, aproximadamente a cuatro metros de la orilla del lago, informó Correio Braziliense.

“El bombero que hizo el rescate dijo que al hombre le habían destrozado la cara y otras partes del cuerpo”, indicó.

De acuerdo con SBT News, los tres hombres estaban pescando en el lago cuando su bote chocó con un tronco y alborotó un panal de abejas, según relató uno de los sobrevivientes, quien ayudó en el rescate pese a ser alérgico a las picaduras de estos insectos y tuvo que ser atendido en un hospital, según informó el comandante del Tercer Pelotón del Cuerpo de Bomberos Militares, el teniente Toletino.

Las autoridades investigan si el hombre murió ahogado, si no pudo huir de las pirañas que le impidieron nadar hasta el otro extremo del lago o falleció por un ataque directo de los peces devoradores de carne, explicó El Nacional.

El bombero señaló que el joven fue encontrado cerca de la superficie en la posición de “boxeador”, típica de casos de ahogamiento, pero con laceraciones en la cabeza, publicó Portal O Tempo.

Al ver las heridas, el rescatista preguntó a los curiosos que estaban en la orilla si en el lago había pirañas, y se lo confirmaron.

Por eso, no llamó a que se realizara un peritaje porque “no había pruebas de un delito”, por lo que, el Instituto Médico Forense (IML) recuperó el cuerpo, que fue entregado a su padre.

Con información de Reporte Indigo.