El Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) sesionó para arrancar formalmente el proceso electoral 2023-2024 donde se renovarán 287 cargos entre los que destacan la Jefatura de Gobierno de la capital del país, actualmente en manos de Morena

El próximo 2 de junio de 2024 tendremos elecciones en la Ciudad de México para elegir a la nueva o nuevo jefe de Gobierno; 66 diputaciones (33 de Mayoría Relativa, 32 de Representación Proporcional y 1 Diputación Migrante) del Congreso de la Ciudad de México y 16 alcaldías con sus respectivas concejalías.

Político MX te recomienda: Ellos son los aspirantes de Morena que suenan para la CDMX

Durante la décima sesión extraordinaria del Consejo General del IECM, la consejera presidenta, Patricia Avendaño aseguró que desde hace 25 años, cuando se creó el Instituto del entonces Distrito Federal, el órgano electoral ha contribuido a fortalecer la democracia en la capital del país.

Además garantizó que las elecciones en la Ciudad de México Estarán a la altura de la sociedad, y el IECM será vigilante de los procesos electorales encaminados a garantizar los derechos político electorales de toda la ciudadanía.

Mientras que la consejera Sonia Pérez Pérez destacó que para tener unas elecciones exitosas, es fundamental la participación de los partidos políticos y el el consejero Mauricio Huesca destacó el profesionalismo institucional para seguir firme con las reglas que dicta el mandato constitucional y reconoció el trabajo de todo el personal para sacar adelante un proceso electoral inclusivo y trabajar en pro de la democracia.

En su turno, el consejero Bernardo Valle reconoció que este proceso representa el mayor reto organizativo que hayan enfrentado como autoridad electoral en la historia de la Ciudada de México, sin embargo, subrayó que el IECM cuenta con un equipo robusto que garantizará la libertad del sufragio y la equidad de la competencia.

Finalmente, la presidenta Patricia Avendaño llamó a los partidos políticos a conducirse con civilidad, respeto y apegados a la ley durante este proceso electoral, y no caer en violencia, por lo contrario conducirse con respeto a los derechos de todas las personas. 

“Esto es parte de vivir en democracia y lo celebro, la discusión no es contraria a la democracia, siempre que sea informada y respetuosa. La confrontación, cuando es de ideas y propuestas, siempre será positiva para la opinión de los votantes; sin embargo, quiero ser muy clara: todo en el marco de la ley y el respeto a los derechos de todas las personas. La civilidad de los actores políticos es indispensable, partidos y personas candidatas deben dar lo mejor de ellas, pero en el ámbito de nuestro marco legal y comportamiento ético”, indicó la presidenta del IECM.