Incorporar jóvenes líderes: un paso hacia un futuro más prometedor

Saúl Castañón nos habla sobre la relevancia de incorporar una mirada joven a la política mexicana.

Incorporar jóvenes líderes: un paso hacia un futuro más prometedor
Incluir a los jóvenes en la política da enfoque fresco en la toma de decisiones.
FOTO: Cuartoscuro.com

Por Saúl Castañón

La participación de perfiles jóvenes en la política es fundamental para construir un futuro más equitativo y justo. En una sociedad donde los jóvenes representan el 30% de la población total (según el último censo de Población y Vivienda del INEGI), su ausencia en la toma de decisiones políticas significa una pérdida de oportunidades para impulsar cambios positivos en la comunidad.

Involucrar y confiar en perfiles jóvenes con un enfoque fresco e innovador en la toma de decisiones impulsa un cambio positivo en la sociedad. Además, la inclusión de nuevas ideas y perspectivas en las decisiones políticas desafía las creencias y estrategias obsoletas, lo que a su vez es causa de soluciones más efectivas y justas para los problemas actuales.

Sin embargo, a menudo se encuentra incomodidad y resistencia por parte de los líderes políticos más antiguos a ceder espacios de poder y aceptar un cambio en la dinámica política. Ya sea por temor a las ideas innovadoras, desconfianza en la capacidad de los jóvenes para tomar decisiones importantes, sentimiento de que ceder espacios es poner en peligro sus intereses o la falsa creencia de que su experiencia y conocimiento les da una ventaja omnímoda sobre cualquier persona menor que ellos; todo esto se ve abarcado en el concepto de “juveneo”, que no es otra cosa que ningunear o invisibilizar las ideas de los jóvenes y a los mismos jóvenes por su edad. Esto resulta en una falta de progreso y en un estancamiento en el desarrollo de la sociedad.

Es importante que se fomente una cultura de renovación y colaboración en la política, en la que se respete y valore el potencial de aquellas y aquellos jóvenes que impulsan agendas progresistas a favor de causas vinculadas con derechos de tercera y cuarta generación, y en la que se asesore y acompañe por parte de los líderes y tomadores de decisiones más experimentados, haciendo escarmiento en cabeza ajena para evitar tropezar con las mismas piedras en un esquema colaborativo 

La inclusión de jóvenes con ideas innovadoras y ganas de actuar ayuda a impulsar un cambio positivo en la política y en la sociedad en su conjunto, rompen el ciclo de apatía y desencanto político que a menudo se ve en la sociedad, fortaleciendo la confianza de los jóvenes en las instituciones públicas, en los actores políticos y en el sistema en general.

Aquellas y aquellos que se atrevan a abrir camino al relevo generacional y de ideas en la representación política podrán también hacer frente con mayor éxito a las transformaciones sociales que está experimentando México. Creer en la renovación de cuadros es creer en el futuro, es hacer valer la frase de Otto Von Bismarck: “El político piensa en la próxima elección; el estadista, en la próxima generación".