Johnny Depp consiguió a una de las abogadas más temibles de EUA en su conflicto con Amber Heard

Zellner es una reconocida abogada, que a lo largo de su carrera ha ganado prácticamente todos los casos que ha llevado.

Johnny  Depp consiguió a una de las abogadas más temibles de EUA en su conflicto con Amber Heard
Johnny Depp

Según Page Six, la destacada abogada de Making A Murderer, Kathleen Zellner, se ha unido al equipo legal de Johnny Depp, donde hará mancuerna con los juristas Adam Waldman y Benjamin Chew para resolver la demanda interpuesta en Estados Unidos contra su exesposa Amber Heard. Zellner es una reconocida abogada, que a lo largo de su carrera ha ganado prácticamente todos los casos que ha llevado. Estos tienen algo en común: son condenas injustas, por acusaciones infundadas.

En sus palabras. La misma Zellner confirmó hace unos días que se ha unido al equipo legal de Depp para su batalla en Estados Unidos contra Heard. En una declaración exclusiva para Page Six, la abogada dijo: “He pasado los últimos 30 años defendiendo a personas que han sido acusadas falsamente de malas acciones”.

“Me complace añadir a Johnny Depp a esa lista y unirme a su equipo de ensueño, que comparte esta opinión y ha defendido tan eficazmente a su persona”, precisó la jurista.

Antecedente. Desde 2019, comenzó una larga e incansable batalla legal entre Johnny Depp y  Amber Heard que pareciera no tener fin. Esta situación, que incluye diversas demandas por ambas partes (entre violencia doméstica y difamación), les ha valido para considerarla una de las parejas más escandalosas de Hollywood.

Para defenderse, el actor de Piratas del Caribe logró aliarse con una persona que podría ser clave en su defensa y resolver la demanda por 50 millones de dólares que él interpuso en contra de la también actriz por difamación.

Problemas legales. Anteriormente, el actor de Animales Fantásticos había hecho una demanda en Londres por difamación contra un columnista de un periódico que lo calificó de ‘golpeador de esposas’, la cual perdió, así como el permiso para apelar a un fallo.

Por otro lado, en la demanda estadounidense consiguió que le dieran un permiso con el cual tendrá acceso al teléfono de la intérprete para demostrar que las imágenes presentadas son falsas.

El argumento que se da es que fueron editadas y modificadas para perjudicar al actor , conseguir una orden de restricción y, posteriormente, usar esto a su favor para llegar a un acuerdo en su divorcio, que tendría un valor de siete millones de dólares, según lo publicado por la revista Quién.
Con información de El Financiero