Joven se inyecta mercurio en el cuerpo para convertirse en Wolverine

De acuerdo con Daily Star, este adolescente no solo se inyectó hasta tres veces mercurio para intentar convertirse en Wolverine, sino que en otras ocasiones dejó que lo mordiera una araña para ver si se transformaba en Spiderman

Joven se inyecta mercurio en el cuerpo para convertirse en Wolverine

El mundo de los superhéroes siempre causa mucho furor y hay quienes son muy fanáticos hasta el extremo, como el siguiente. Y es que un menor de edad ¡se inyectó mercurio para convertirse en Wolverine! Tontamente el adolescente pensó que podría conseguir superpoderes como los de su personaje favorito inyectándose cosas, pero sólo causó graves problemas en su salud.  

El caso se dio a conocer en la revista IFLScience, en la cual detalla que un menor de 15 años se inyectó mercurio en 2014 creyendo que así podría conseguir los mismos superpoderes del integrante de los X-men, pero sólo fue a parar a un hospital ya presentó un trauma de atención terciaria, con varias úlceras grandes en el antebrazo, donde se colocó la inyección de mercurio.

En un principio pensaron que el joven había llegado a urgencias por haber abusado de  sustancias ilegales, pero cuando vieron lo que en realidad había pasado se sorprendieron. Afortunadamente, el joven se salvó  pero no pudo evitar grandes cicatrices por las lesiones. 

No era la primera vez que hacía algo así

De acuerdo con Daily Star, este adolescente no solo se inyectó hasta tres veces mercurio para intentar convertirse en Wolverine, sino que en otras ocasiones dejó que lo mordiera una araña para ver si se transformaba en Spiderman, el popular personaje de Marvel. Por esta circunstancia le realizaron un examen de salud mental, pero no tiene ninguna enfermedad o condición que lo haya llevado a realizar tales actividades. Ahora sólo esperan que no vuelva a poner en riesgo su vida. 

¿Qué causa la exposición al mercurio? 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el mercurio elemental y el metilmercurio son tóxicos para el sistema nervioso central y el periférico. La inhalación de vapor de mercurio puede ser perjudicial, ya que:

  • Afecta los sistemas nervioso e inmunitario
  • Daña el aparato digestivo y los pulmones y riñones, con consecuencias a veces fatales. 
  • Las sales de mercurio inorgánicas son corrosivas para la piel, los ojos y el tracto intestinal
  • Si se ingiere puede resultar tóxico para los riñones.
  • Tras la inhalación o ingestión se pueden observar trastornos neurológicos y del comportamiento 

En trabajadores expuestos durante varios años a niveles atmosféricos de al menos 20 µg/m3 de mercurio elemental se pueden observar signos subclínicos leves de toxicidad para el sistema nervioso central. Se han descrito efectos en los riñones que van de la proteinuria a la insuficiencia renal.

Con información de El Heraldo de México