Julio Scherer acusa a Sánchez Cordero y Gertz Manero de ataques y modus operandi "extorsivo"

Señaló que ambos funcionarios han buscado involucrarlo en supuestas extorsiones

Julio Scherer acusa a Sánchez Cordero y Gertz Manero de ataques y modus operandi "extorsivo"
Julio Scherer acusa a Sánchez Cordero y Gertz Manero de ataques y modus operandi

El exconsejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer Ibarra,  acusó a la senadora Olga Sánchez Cordero, y el fiscal Alejandro Gertz Manero de ataques, hostigamiento y una confabulación para perseguirlo; además de hacer uso de su poder y recursos públicos para venganzas personales.

En una carta publicada por Proceso, indicó que sus diferencias con la exministra comenzaron desde el inicio de la actual administración. Mientras que con Gertz Manero aseguró que le dio su apoyo confiando en sus capacidades como abogado para ocupar la Fiscalía General de la República, convencido de que correspondería al proceso de transformación.

Scherer Ibarra señaló un modus operandi “extorsivo” que se replica en los casos de Juan Collado; el desfalco a la Cooperativa Cruz Azul; y el caso de una concesión sobre el Viaducto Bicentenario, entre otros, en los que ambos funcionarios han buscado involucrarlo en supuestas extorsiones a cambio de obtener criterios de oportunidad para librar los procesos legales que se mantienen abiertos en su contra.

Además expone el origen de los ataques que recibió por parte de ambos y señala que  “deshonran el juramento de guardar y hacer guardar la Constitución en cada uno de sus excesos. La traición habita en ellos”.

“Mi única participación en el caso de Juan Collado fue recibir y escuchar a sus hijos, siempre a petición suya y siempre remitiéndolos a la fiscalía. La verdadera extorsión fue de Sánchez Cordero y del fiscal Gertz al hacer pensar a Collado que lo ayudarían a cambio de mentir por venganzas personales absurdas”, indicó.

Además señaló que la legisladora llevó al hermano del abogado, Antonio Collado con Alejandro Gertz Manero para ofrecerle un criterio de oportunidad con el que le aseguró que su hermano obtendría su libertad a cambio de denunciar a Scherer.

“Desde su posición de poder, Sánchez Cordero y Gertz Manero se valieron de la desesperación de Juan Collado para perseguirme e inventaron una falsa extorsión. Tiempo después el propio Javier López, quien era el abogado de Juan Collado, me contó de ese acuerdo perverso para perjudicarme del que no quiso ser parte. Desde luego, renunció”, señaló.

Aunado a esto comentó que un reportaje sobre la compra de una propiedad en las Lomas despertó en el Fiscal una ira que hasta entonces desconocía y descargó en su contra; además de que lo acusó de filtrar a los medios un supuesto borrador sobre las reformas al sistema de justicia, cuando su equipo fue el que lo publicó; así como de haberle negado “el favor” de impedir que su cuñada Laura Morán y la hija de esta, Alejandra Cuevas Morán, obtuvieran un amparo por la acusación del homicidio de su hermano Federico Gertz Manero.

Señaló que desde un inicio Sánchez Cordero, quedó acotada en sus funciones como titular  de la Segob, ya que el mandatario federal le restó a la dependencia la responsabilidad de la seguridad pública y le encomendó, especialmente, la atención del caso Ayotzinapa.

Aunado a esto la interlocución con la Fiscalía General y con el Poder Judicial recayó en él (Scherer). “La ministra en retiro no se permitió sobreponerse al desengaño y desde entonces emprendió una investigación sobre mi persona y mis actividades profesionales”.