Kate del Castillo califica a ‘La reina del sur’ como un thriller de acción

La serie protagonizada por la actriz mexicana es una de las más vistas en Latino América

Kate del Castillo califica a ‘La reina del sur’ como un thriller de acción
Kate del Castillo califica a ‘La reina del sur’ como un thriller de acción

“Es la serie más ambiciosa de todo Latinoamérica”, así describe Kate del Castillo a ’La reina del sur’, producción por la que estuvo Perú. “Fue un milagro que nos dejaran grabar en Machu Picchu, y sobre todo que nos abrieran la puerta en todos los sentidos”, nos dice por Zoom. La mexicana reprogramó las entrevistas para recuperarse de la COVID-19. El día que conversó con La República por la segunda temporada que se estrenó en Telemundo, el diario El País acababa de publicar un artículo en el que señalan cómo había sido investigada antes y después de la captura de ‘El Chapo’. “Deja abierto una interrogante sobre los motivos que impulsaron la investigación”, dice el diario. “No pude entrar (a México) justo durante la segunda temporada. Yo tenía prohibido, tenía una alerta ahí, de que si entraba me podían arrestar. Entonces, no nos íbamos a arriesgar”, nos responde la actriz.

Hace unos años, decías que “la verdad” era tu mayor lucha. ¿Cómo te sientes ahora? Incluso han creado la etiqueta #JusticiaParaKateDelCastillo.

Pues bueno, es eso. Me han denegado la justicia. Yo lo que busco con esto es una reclamación para la reparación integral de mí, de mis derechos, de todo el daño que me causaron. Entonces, ya pasaron cinco años, es de flojera que todavía siga esto, pero el señor Lopez Obrador dijo que iba a... ¿sabes? A hablar todo esto, y simplemente sigue teniendo las mismas personas en los lugares claves, que son juez y parte como (la fiscal que llevó su caso) Arely Gómez. Entonces, en eso estoy, en la lucha, pero no voy a bajar la guardia.

Cuando se inició ‘La reina del sur’ dijiste que cambió la temática en Latinoamérica. ¿Sigues pensando eso?

Estábamos en Telemundo, que era una empresa bastante más chica de lo que es ahora. Fue un logro que ellos pudieran tener los derechos de Arturo Pérez-Reverte para hacer su novela estrella. Desgraciadamente, a partir de ahí empezaron a llamarlas narco-series ¿no? De ahí empezaron a derivarse todas las narco-series que nada más eran eso ¿no? Y bueno, nunca superaron a ‘La reina del sur’. Ahora con la segunda siento que nos alejamos muchísimo de lo que es una narco-serie, se ha vuelto ya una serie que es basada en esta mujer que es ya un ícono para mucha gente: de fuerza, de resiliencia y de protección. Diría que es un thriller de acción.

¿Qué puntos en común encuentras con Teresa Mendoza?

¡Pues hay muchos! Somos malísimas en el amor, por ejemplo (carcajada). Nos encanta el tequila, somos malhabladas. Y creo que tenemos esa fortaleza, somos fuertes porque somos débiles de otra forma. Sin una no hay la otra, y Teresa es fuerte porque ha sufrido mucho, le han quitado lo que más ha querido.

Tú has sido afectada en varios aspectos en tu país, pero alistas una tercera temporada que podría mostrar más conexiones con la política.

En la historia real del mundo, el narco siempre está aliado a la política, eso es un hecho y lo sabemos. Esta tercera temporada viene completamente diferente, es pura acción, esta sí, pero claro, una acción muy politizada que me encanta porque no nos frenamos a nada ¿sabes? Decimos las cosas como son, aunque sea ficción todo eso, nos metemos allá hasta el fondo de una parte política que va a estar muy interesante ver. Además, fuimos a lugares espectaculares. A los latinoamericanos se les va a caer la baba de ver una Latinoamérica que no tienen ni idea de que existe, de la mejor forma. Y siempre va a estar la DEA, siempre que se trata del narco, está la DEA metida en todo. No te puedo contar más, pero fue hermoso estar en Perú.

Tus seguidores hablan de ti y de la resiliencia. ¿Qué opinas?

Yo soy una mujer que vivo mucho el día, no tengo grandes planes a futuro. Con todo lo que ha pasado en la pandemia, hemos visto tanta tragedia, tanta gente que ha muerto, la COVID-19 ha sido, digo yo, un “estate quieto”. Tenemos que ser felices y no victimizarnos.

Con información de La República.