La batalla que viene

Ya sin simulación alguna, la operación de la Guardia Nacional al control pleno de la Secretaría de la Defensa Nacional.

La batalla que viene
La batalla que viene
FOTO: PRESIDENCIA/ GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

Andrés Manuel López Obrador es el presidente más militarista de la historia reciente. Prueba de ello son sus dichos -en los que sostiene que son una fuerza incorruptible, garante de la continuidad de sus políticas; así como sus hechos, en los que entrega semana a semana nuevas areas que hasta ese momento estaban bajo una autoridad civil. 

Es por ello que el presidente ha decidido entregar, ya sin simulación alguna, la operación de la Guardia Nacional al control pleno de la Secretaría de la Defensa Nacional. Solo que ello requiere, como el propio mandatario conoce, un cambio a la Constitución para el que no tiene los votos. 

Político MX, te recomienda: Violencia sin control

Ante ese golpe de legalidad y realidad, López Obrador ha anunciado que el primero de septiembre, tan pronto inicie el nuevo periodo de sesiones, mandará una iniciativa preferente para forzar a los legisladores a discutir su propuesta.

Incapaz de alcanzar los votos para la reforma constitucional, su gobierno buscará una reforma a las leyes secundarias para la que sí tiene los legisladores requeridos.  
Se trata, como es evidente, de una trampa, pues cualquier ciudadano bien informado sabe que una ley secundaria no puede ir contra lo que dice el texto constitucional. 

¿Cuál es entonces el sentido de la aprobación? Tratar de ganar el debate ante la opinión pública al mismo tiempo que lleva la discusión a la cancha de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. 

El sentido de la ley indica que el tema debería ser perdido de inmediato por el gobierno de López Obrador. Sin embargo, las presiones al Poder Judicial, como ya ocurre ahora mismo con el tema de la prisión preventiva oficiosa no se harán esperar. 

Decidido a entregar cada vez más poder y recursos a las Fuerzas Armadas, el presidente emprenderá una nueva cruzada contra la ley y la separación de poderes. Por el bien de todos, incluyendo el de las propias Fuerzas Armadas que no están para suplir las incapacidades de algunos gobiernos civiles, esperamos que no lo pueda consumar.

@MarioCampos