Las 3 razones por las que Peña Nieto 'rompió' con Salinas de Gortari

El mexiquense mencionó que no tuvo una buena relación con el expresidente.

Las 3 razones por las que Peña Nieto 'rompió' con Salinas de Gortari
EPN relató que en su sexenio hubo acciones que no fueron del visto bueno del exmandatario.
Fotos: Archivo Forbes / Cuartoscuro

La lupa sigue puesta sobre el expresidente Enrique Peña Nieto, quien a partir de sus revelaciones en el libro “Confesiones desde el Exilio: EPN”, escrito por el periodista Mario Maldonado, ha vuelto a la escena, casi seis años después de haber abandonado la Presidencia.

Ahora, en clima electoral, el mexiquense ha dado de qué hablar por compartir sus vivencias de su sexenio. Una de ellas, fue el distanciamiento que tuvo con el exmandatario Carlos Salinas de Gortari, considerado como su ‘padrino político’ y como una de las figuras del priismo que más influencia ha tenido en la política mexicana. 

Estos habrían sido los motivos de su ‘rompimiento’, de acuerdo a la publicación de Maldonado.

El seguimiento al hijo de Salinas de Gortari por la secta NXIVM

Una de las detonantes para que se fracturara la relación entre Peña y Salinas fue la supuesta participación del entonces canciller, Luis Videgaray, en la extradición de Keith Raniere, líder de la secta sexual NXIVM, en la que presuntamente estaba vinculado Emiliano Salinas Occelli, hijo del exmandatario.

Según el relato, ese fue “el pretexto perfecto para presionar al expresidente Salinas de Gortari” por parte de Videgaray.

Esto supuso una diferencia que, a la larga, resultó en que el exfuncionario fuera uno de los ausentes en la fiesta del cumpleaños número 70 del llamado ‘padre del neoliberalismo’.

Da clic aquí y entérate de todo sobre las elecciones y la política en nuestro canal de WhatsApp 

Enojo de Salinas con Lozoya

Otro tema que causó fricción, y que quizá fue el más crítico, fue el de la figura de Emilio Lozoya cuando era director general de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Así lo recordó Peña Nieto en el texto: “El único exabrupto que tuve con él (Salinas) estuvo relacionado con Pemex, que tuvo problemas con Lozoya. Honestamente, ni me enteraba”.

Peña se refirió a esto quizá a partir de la declaración que Lozoya ofreció a la Fiscalía General de la República (FGR) en 2020, cuando era indagado por el caso Odebrecht. En ella, había señalado a Salinas de Gortari por presionar a la petrolera para beneficiar contratos de su otro hijo, Juan Cristóbal Salinas Occelli.

“Recuerdo que (...) cabildeaba a favor de los proyectos de su hijo”, dijo Lozoya Austin.

La salida de Claudia Ruiz Massieu de SRE

Aunado a estos conflictos, también pesó en la relación la partida de Claudia Ruiz Massieu cuando era secretaria de Relaciones Exteriores, y fue sustituída posteriormente por Luis Videgaray en enero de 2017.

Para Peña, lo anterior sirvió como punto de inflexión, ya que al ser sobrina de Salinas, su salida pudo haber significado, en palabras de Maldonado, una ruptura que “calara hondo en el expresidente Salinas”.

Sin embargo, el mexiquense insistió en que esta decisión la tomó porque preveía una complicada relación con Donald Trump, quien había sido electo como presidente de Estados Unidos en ese tiempo y que traía consigo un discurso antiinmigrante y xenófobo, asunto complejo de manejar en términos de relación bilateral.

“Fue un momento muy difícil; la interlocución de Claudia con el gobierno de Trump iba a ser muy complicada. Yo sabía que Salinas tomaría el tema casi como una traición, por eso le ofrecí que se quedara en el gabinete, en la Secretaría de Cultura, pero ella la rechazó”.