Xóchitl Gálvez habría perdido el primer debate presidencial, según han coincidido encuestas, analistas y en el propio círculo político. La candidata de Fuerza y Corazón por México ha lanzado una serie de quejas contra el formato del debate organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE) tan es así que ella y su equipo se reunieron con consejeros electorales para revisar el formato; sin embargo, siguen saliendo a la luz las quejas de la candidata opositora contra el primer enfrentamiento con su rival Claudia Sheinbaum. 

1. ¿Cambios de última hora?

Xóchitl Gálvez había retado a debatir a Claudia Sheinbaum en varias ocasiones, por ello sorprendió que al momento de encontrarse frente a frente con la candidata de Morena, PT y Partido Verde, ninguno de los cuestionamientos que lanzó contra la morenista haya surtido efecto, provocando que la candidata apareciera a cuadro seria y visiblemente incómoda, lanzando calificativos como “la dama de hielo”. 

Sin embargo, ante las críticas, Gálvez Ruiz aseguró que el formato del debate presidencial del 7 de abril sufrió cambios de último momento lo que le impidió presentar su proyecto de nación. 

Al día siguiente del encontronazo, Xóchitl visitó la Universidad Iberoamericana en donde reconoció su desempeño pero justificó: “Efectivamente, ayer fue un desastre, el debate había un formato acordado distinto al que se llevó a cabo, íbamos a tener una bolsa de cinco minutos libre para intercambiar, debatir entre nosotros y pues se cambió. Qué bueno, aquí hay reglas claras, eso es lo importante y que la tecnología funciona”.

2. “Tuve enfrente a Taddei”

La candidata de Fuerza y Corazón por México acusó que durante el primer debate presidencial sentaron enfrente de ella a la consejera presidenta del INE, Guadalupe Taddei, pues señaló que la funcionaria electoral no tenía que estar dentro del salón del Consejo General que se adaptó como estudio para la realización del primer debate. 

En entrevista con Telediario, Xóchitl señaló: “Estaban los moderadores y yo tenía una cámara que me estaba viendo y luego a Taddei enfrente que se supone que no tenía que estar adentro, fue un poco complicado y yo espero que en el próximo debate se resuelva".

Además señaló que “fue muy injusto que tuviera a la presidenta del INE enfrente de mí como intimidante”, en ese momento, propuso que no tuviera que estar a cuadro en todo momento pues debe prepararse para las siguientes preguntas. 

3. “Me incomoda el traje sastre”

Durante una transmisión de Space en X, la candidata Xóchitl Gálvez reveló que durante el encuentro con Claudia Sheinbaum y Jorge Álvarez Máynez se sintió incómoda por vestir un traje sastre y no un huipil. 

“De repente he estado pensando ‘es que la gente no te quiere de huipil, porque una presidenta no puede traer huipil’. He hecho el esfuerzo de traer traje sastre que sí lo uso, pero me incomoda y creo que en el debate nunca estuve cómoda, la verdad me sentía fingida”, sostuvo Xóchitl Gálvez durante la transmisión de Space.

Luego de ello, en su visita por Acapulco y en entrevista con Adela Micha volvió a tocar el tema: “Si no quieren a una presidenta que use huipil, no saben lo que se están perdiendo… estoy contenta (por traer huipil puesto), además como que los ‘gorditos’ no se te notan, en el otro traje sastre… hay que ser tu, ¿me quieren así?”. 

4. ¿Más preguntas que a Sheinbaum?

Xóchitl Gálvez también ha acusado que durante el primer debate le hicieron más preguntas a ella que a Claudia Sheinbaum, incluso reprochó que sufriera de varias interrupciones por parte de los moderadores Denise Maerker y Manuel López San Martín. 

Durante la Convención Nacional Bancaria del pasado viernes, la candidata recordó el tema al decir: “En el pasado me hicieron 10 preguntas a mí, solo 7 a la Sheinbaum; 4 interrupciones a mí y cero a la Sheinbaum, ya quedó arreglado eso de que sí haya trancazos, de que sí haya la posibilidad de contrastar, porque nos quitaron los 5 minutos de bolsa”, reclamó. 

Además, Xóchitl Gálvez aseguró que quiere que en el segundo debate la pongan cerca de su rival, pero afirmó que le tiene miedo: “Lo ideal sería que me pusieran así, en chinga, pero me tiene miedo”, dijo entre risas. 

Para el segundo debate presidencial, la historia será otra, pues ante las quejas de las candidaturas el INE acordó hacer cambios al formato del segundo encuentro, por lo que ahora ellos mismos se presentarán y podrán cuestionarse entre sí, según reveló la consejera Carla Humphrey, presidenta de la Comisión Temporal de Debates 2024.