Lilly Téllez, senadora del PAN, habló sobre sus aspiraciones presidenciales y descartó que una posible administración suya del Gobierno de México se parezca al que tuvieron Vicente Fox o Felipe Calderón, expresidentes mexicanos que son identificados como los representantes de un "gobierno de derecha" en el país. La aspirante a la candidatura presidencial de la oposición explicó que ella ofrece un proyecto diferente, uno en el que buscará implementar un gobierno de "derecha moderna".

Político MX te recomienda: Elecciones 2024. Rutas de 'Va por México' para definir al candidato presidencial ¿Qué proponen?

En este sentido, la legisladora dijo que ella no pretende emular a los anteriores gobiernos panistas, o bien, a la derecha latinoamericana, sino, más bien, destacó que su idea es más parecida a la derecha europea, la cual aseguró busca poner a la familia como el centro de desarrollo del país. 

Téllez explicó que su propuesta de gobierno engrandece la idea de que el Estado de Derecho y las instituciones tienen que ser la base de la política y la sociedad. 

"Por eso no dije nada más derecha, junté dos palabras: derecha y moderna. Una derecha europea, una derecha que pone a la familia en el centro de todo el desarrollo (...) A ninguno, yo quiero hacer algo distinto, quiero un país en el Estado de Derecho, cómo dicen en el mundo anglosajón: 'the rule of law', el Estado de Derecho y las instituciones tiene que ser la base", comentó durante el programa Café Milenio.

Sobre las críticas que le han hecho derivadas de su posicionamiento como una mujer conservadora y de derecha, Lilly Téllez rechazó que ella sea una fascista, como algunas personas la han tildado, e insistió que ella busca que el Estado sea haga más pequeño y que no estorbe a la creación de riqueza, así como también destacó que su idea de derecha moderna tiene el objetivo de bloquear el alza del populismo

"Hay quienes me están tachando de fascista, ¡no! La forma en la que lo describí, esa es mi idea de derecha moderna y que es mi punto de salida, de ahí me siento con todas las personas a platicar de las buenas ideas, porque hay buenas ideas en todas partes, yo no soy dueña de la verdad", declaró. 

Finalmente, Lilly Téllez sentenció que la competencia interna del bloque opositor para elegir al candidato o candidata presidencial deberá tener piso parejo, por lo que exigió que, para poder hacer frente al proyecto de la autodenominada Cuarta Transformación (4T) en los próximos comicios presidenciales, se tendrá que elegir a la persona más competitiva.