Lilly Téllez, senadora del PAN y aspirante a la candidatura presidencial de la oposición, reveló al Escorpión Dorado cuál fue el momento en el que decidió “pintar su raya” con Morena y abandonar la bancada del partido guinda para irse al PAN

Hace unas semanas, la senadora se subió al auto con el influencer Escorpión Dorado, en donde habló de sus aspiraciones presidenciales, se lanzó contra Morena, el presidente Andrés Manuel López Obrador, que fue quien la invitó para buscar un escaño en el Senado de la República.

“Estaban haciendo todo lo contrario de lo prometido. Esto no fue lo que se dijo en los templetes y así fue escalando y yo lo comentaba y claro que me mortificaba, me ponía nerviosa. Porque pensaba ‘Dios mío santo, qué equivocada me di con estos’”, dijo Téllez

La panista acusó que ya una vez en la presidencia, AMLO mostró otro rostro distinto al de las campañas: “De empezar a ver la verdadera cara de Andrés Manuel López Obrador una vez en el poder, muy distinta que la de la última campaña”. 

No obstante, aseguró que hubo un hecho que la orilló a pintar su raya con Morena y el presidente y ello fue el saludo de AMLO a la mamá de Joaquín El Chapo” Guzmán Loera, ocurrido en marzo de 2020, durante una visita del mandatario a Badiraguato, Sinaloa.

“Y hubo una gota que derramó mi vaso, pregúntame cuál. Cuando saludó a la mamá del Chapo Guzmán, cuando saludó a la mamá del narcotraficante, yo pinté mi raya y ahí decidí aventar a la fregada a todos esos hipócritas de Morena”, acusó Lilly Téllez. 

A través de sus redes sociales, Téllez recordó este fragmento de la entrevista con el Escorpión Dorado, misma que ha recibido toda cantidad de comentarios, entre ellos el de la senadora y secretaria general de Morena, Citlalli Hernández Mora, quien sugirió que “la hipócrita es otra”. 

Y es que justificó que AMLO saludó a una adulta mayor, como lo es María Consuelo Loera Pérez, pero a Lilly Téllez no “le inmutó irse con el partido cómplice y socio de Genaro García Luna y con quienes ensangrentaron este país. Creo que la hipócrita es otra”.