Llega a FGJ CDMX denuncia contra Pepe Merino por uso de medicamento Ivermectina en el tratamiento para COVID-19

Señalan diputados PAN que la ADIP no tiene facultades para tomar decisiones de salud pública y por tanto a su titular no le correspondía recetar medicinas.

Llega a FGJ CDMX denuncia contra Pepe Merino por uso de medicamento Ivermectina en el tratamiento para COVID-19
Denuncia diputados PAN en FGJ CDMX

El grupo parlamentario del PAN del Congreso de la Ciudad de México denunció ante la Fiscalía General de Justicia (FGJ CDMX) capitalina al director de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), José Antonio Peña Merino por el presunto delito de ejercicio ilegal de atribuciones y facultades. Esto a partir del uso del medicamento Ivermectina en los kits para respaldar el tratamiento contra coronavirus o COVID-19. Interpusieron el recurso el coordinador Christian Von Roehrich, junto con los legisladores Ana Villagrán, Aníbal Cañez Morales y América Rangel Lorenzana.

Motivos. Al respecto, América Rangel Lorenzana, aclaró que la querella es por el manejo “irresponsable e inhumano” que le dio al medicamento Ivermectina, “sin que informaran a las personas sobre los riesgos y, sobre todo, que era un experimento”, precisó. Agregaron que es “contra el experimento médico que hizo el Gobierno de la Ciudad, sin el consentimiento de 200 mil personas, este lunes venimos a presentar una denuncia contra José Peña Merino, por el uso ilegal de atribuciones y facultades”, dijo.

Lo que se sabe. La diputada destacó que a finales de 2020 y principios de 2021, la jefa de Gobierno y el titular de la ADIP decidieron usar “como ratones de laboratorio” a 200 mil capitalinos, porque querían saber si la ivermectina funciona o no para tratar el COVID-19, pero esto lo hicieron sin el consentimiento de las personas, aseguraron

Señalamientos. Sostuvo que esta segunda denuncia ante la FGJ, “es porque el señor José Peña Merino nada tenía qué hacer en este tema. La ADIP no tiene facultades para tomar decisiones de salud pública y, desde luego, a su titular no le corresponde estar recetando medicinas, mucho menos determinar tratamientos médicos”, enfatizó.

Aclaró que este ejercicio ilegal de atribuciones y facultades, es conocido como el delito de “ejercicio abusivo de funciones” y es una violación al artículo 267 del Código Penal capitalino, cuya conducta puede ser castigada con una pena de cinco a 20 años de prisión
Con información de El Universal