Lorenzo Córdova, exconsejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), aseguró que en los procesos internos de Morena y el Frente Amplio por México, que definirán a su candidato presidencial para 2024, es en una simulación que está siendo validada y regulada por la autoridad electoral. 

"Estamos en un contexto muy complejo, porque hay que partir de una premisa, estamos viviendo en una simulación que está siendo aceptada, validada y ahora regulada por la propia autoridad electoral”, declaró Córdova. 

En entrevista con Azucena Uresti para Grupo Fórmula, explicó que no hay ninguna duda en que el proceso de elección del responsable de la Defensa de la 4T y del Frente Amplio serán los candidatos presidenciables, por ello se está entrando en una simulación, porque la ley regula los procesos internos de los partidos, a través de las precampañas.      

“Estamos todos en una simulación y lo preocupante es que la ley establece con mucha claridad cuando tienen que arrancar los procesos internos, las precampañas, donde los partidos podrán desplegar actividades de proselitismo y la ley dice que eso empezará la tercera semana de noviembre, que todos estén violando la ley no es una buena noticia”, destacó. 

Agregó que el caso del presidente ANdrés Manuel López Obrador es diferente porque es una violación fragante y abierta a la Constitución, ya que esta establece que los funcionariuos públicos no podrán entrometerse en cuestiones electorales.     

Sin embargo, admitió que los lineamientos del INE para regular las actividades de las corcholatas de Morena y de los aspirantes a coordinar el Frente Amplio por México son "buenas noticias".

"Por lo menos que haya una regulación de actos ilegales, pues bueno, dentro de la menos peor de las noticias (...) en términos generales reiteran lo que han sido las normas y criterios previos en términos de la fiscalización", añadió. 

Finalmente, Córdova dijo coincidir con las posturas de Claudia Zavala, consejera del INE, y Janine Otálora, magistrada del Tribunal Electoral, con que se debió frenar las actividades partidistas que buscan definir a su eventual candidato presidencial.