‘Lozoya se siente engañado por el gobierno, ya no quieren que hable’, acusa defensa

Autoridades han aumentado en un 200% el apoyo reparatorio monetario.

‘Lozoya se siente engañado por el gobierno, ya no quieren que hable’, acusa defensa
Lozoya se siente estafado por gobierno, dice su abogado
Foto: Cuartoscuro

Miguel Ontiveros, el abogado de Emilio Lozoya Austin, quien fuera acusado de los caso de corrupción Agronitrogenados y Odebrecht mientras se desempeñaba como director de Petróleos Mexicanos (Pemex), afirmó que su cliente se siente engañado por el Gobierno Mexicano al haber aumentado en un 200% la cifra del acuerdo reparatorio que se tenía acordado en un inicio.

“En el marco de reuniones para llegar a un acuerdo reparatorio y un acuerdo de oportunidad con ambas instituciones (UIF y Pemex), se hizo de nuestro conocimiento que el monto había ascendido un 200% más, hasta 30 millones de dólares que ahora solicitan para otorgar a Emilio Lozoya el criterio de oportunidad”, dijo.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, el defensor consideró que el aumento de 10.7 a 30 millones de dólares era exesivo como un “ejercicio abusivo de poder” de parte de las autoridades mexicanas, pues Lozoya ya había cumplido con su parte del trato:

“El propio Emilio Lozoya señaló ante el juez de la causa que debido a la nula justificación del gobierno respecto a este incremento del 200%, que esto se trataba de una extorsión y que era un engaño del gobierno de méxico, para él y su familia porque había generado expectativas documentadas de 10.7 millones de dólares… Que esto no era sino un engaño en contra de él y su familia y entonces tendría que defenderse ante el Poder Judicial de la Federación, ante este acto que a mí parecer es un ejercicio abusivo del poder punitivo estatal”.

Ontiveros opinó que la decisión del gobierno mexicano no tenía justificación, por lo que podía concluir que en realidad las autoridades ya no querían que el exdirector de Pemex hablara, por lo que habían aumentado el monto sabiendo que no podría pagarlo y su fin con esto, dijo, es que se quede en la cárcel.

“El gobierno de México ya no quiere que Emilio Lozoya hable, y por eso se le impone un monto de 30 millones que saben perfectamente que no solo no puede cumplir para garantizar, sino que ni siquiera podría asumirlo por tratarse de un abuso de autoridad… Es para que se calle y se quede en prisión”.

“No tiene justificación, es una solicitud ilegítima que no tiene documentación ni soporte técnico, científico, en periciales. Así se lo hicimos ver a los colegas de la UIF y Pemex, lo que nos contestaron es que era una postura institucional”

El abogado de Lozoya cerró informando que ve muy difícil que haya posibilidad de un acuerdo reparatorio y se abre la posibilidad de desconocer a las instituciones como víctimas. Sin embargo, dijo que aún hay posibilidad de que se pueda firmar un acuerdo hasta el 30 de agosto, en la última audiencia programada.