El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) avaló los lineamientos para las giras de las “corcholatas” y los aspirantes de la oposición. Se aprobó que el tope de gastos por aspirantes sea de 34 millones de pesos.

Los lineamientos fueron avalados por unanimidad de votos, en tanto que con 7 votos a favor y 4 en contra, se aprobó que el tope de gastos sea de 34 millones de pesos 370 mil 666 pesos para los aspirantes de la 4T y oposición.

De acuerdo con el proyecto, los aspirantes tendrán un límite de 2 millones 148 mil 166 pesos; mientras que militantes y simpatizantes podrán aportar hasta 537 mil 041 pesos por persona.

Está prohibido que Poderes del Ejecutivo, Legislativo y Judicial, así como de los estados aporten.

Se permitirá la aportación de partidos políticos, personas físicas o morales extranjeras; organismos internacionales; personas morales o no identificadas.

Los aspirantes de la oposición no deberán pedir licencia a sus cargos, gracias a que los consejeros aprobaron que los servidores públicos podrán participar en los procesos internos, mientras no incurran en la vulneración a la equidad.

En ese sentido, se estableció que las personas servidoras públicas podrán asistir a los eventos de Procesos Políticos en días inhábiles, sin incluir elementos de naturaleza electoral o equivalentes y se abstendrán de tener participación activa y preponderante en el evento.

Los argumentos

Durante la discusión, la consejera Claudia Zavala señaló que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) pidió al Consejo General normar una serie de actividades que no están previstas en la Ley Electoral. 

Sostuvo que las giras de los aspirantes a las candidaturas están incurriendo en acciones encubiertas de proselitismo, lo que significa, dijo, una afrenta al Estado de derecho

“A mi me preocupa mucho lo que está sucediendo y me preocupa porque estas acciones de proselitismo encubierto está generando es una afrenta al Estado de derecho desde quienes se supone deben dar ejemplo del cumplimiento de la ley”, señaló.

Las consejeras Carla Humphrey y Dania Ravel se manifestaron en contra del tope de gastos que estaba estipulado en el proyecto original del Tribunal Electoral, que era de 34 millones de pesos, por lo que propusieron una reducción. 

En tanto, el consejero Uuc-kib Espadas defendió que los legisladores no se separen de sus cargos, lo que beneficia directamente a los aspirantes de la oposición que mantienen sus puestos, por un lado Santiago Creel, presidente de la Cámara de Diputados; y los senadores Xóchitl Gálvez, Beatriz Paredes y Miguel Ángel Mancera. Esta propuesta fue rechazada.