Marcelo Ebrard está de vuelta. El exsecretario de Relaciones Exteriores se presentó al hotel Marriot, ubicado en la Avenida Revolución, al poniente de la Ciudad de México, para formalizar su registro como candidato al Senado de la República por la vía plurinominal de Morena

Da clic aquí y entérate de todo sobre las elecciones y la política en nuestro canal de WhatsApp

Ebrard Casaubón llegó a la sede del registro del partido guinda acompañado de su esposa, Rosalinda Bueso, y de su equipo de trabajo. Al momento de que iba llegando, fue interceptado por los medios de comunicación, quienes le cuestionaron su opinión sobre el lugar que ocupa en la lista de representación proporcional de Morena

Al respecto, Marcelo Ebrard se limitó a decir que todos los senadores "son iguales".

Coordinación de la bancada de Morena en el Senado 

Por otro lado, sobre la cuestión alrededor de la coordinación de la bancada de Morena en el Senado de la República, Ebrard desestimó que ese sea un tema de importancia en este momento y señaló que los morenistas discutirán este asunto en el momento adecuado. 

Político MX te recomienda: Sergio Mayer, Cuauhtémoc Blanco, Daniel Asaf y sobrino de Ebrard, los polémicos candidatos plurinominales de Morena

Lo anterior, se debe, principalmente, a las especulaciones alrededor del futuro político de excanciller, pues la dirigencia nacional de Morena había anunciado que las personas que participaron en la contienda interna para elegir a su candidato presidencial, serían considerados como los principales liderazgos del movimiento de la 4T en las instancias legislativas. 

En ese sentido, Marcelo Ebrard quedó en segundo lugar de la encuesta, por lo que, técnicamente, según lo estipulado por Morena, el excanciller tenía derecho a asumir un escaño en el Senado por la vía plurinominal en la primera fórmula y, eventualmente, se convertiría en el coordinador de la bancada guinda en la Cámara Alta. 

Sin embargo, esto no sucedió así, pues Adán Augusto López fue considerado como el primer lugar de la lista, cuando en la encuesta interna de Morena quedó en cuarto lugar de seis lugares disponibles, cuestión que ha vuelto a generar cuestionamientos sobre el manejo de Morena y el regreso de Marcelo Ebrard