Mario Delgado, dirigente nacional de Morena, dijo que a su parecer con el mensaje que realizó el excanciller Marcelo Ebrardestá claro que él va a seguir del lado de la transformación” y aunque admitió que él tiene derecho a organizarse y tener su asociación civil “El Camino de México”, recordó que en el partido los estatutos prohíben las corrientes.

Da clic aquí y entérate de todo sobre las elecciones y la política en nuestro canal de Telegram. 

“Respecto de Marcelo Ebrard, lo que entendimos de su mensaje es que va continuar en Morena, cosa que nos pone muy felices, felicitamos a Marcelo por esta decisión, que siga contribuyendo de manera tan importante a este proyecto de transformación. Él tiene todo su derecho a organizarse, a tener esta asociación civil. Obviamente como lo establecen los estatutos de Morena, no hay corrientes en Morena, no hay ningún tipo de afiliación corporativa ni puede representar ninguna asociación o ninguna organización algún tipo de corriente o de privilegios”, explicó Mario Delgado. 

En conferencia de prensa, Mario Delgado subrayó que tanto Marcelo Ebrard como sus colaboradores que lo están apoyando en su asociación conocen los estatutos de Morena, porque son simpatizantes y militantes que saben que en Morena no hay corrientes. 

“Es una gran noticia para el movimiento, estamos seguros que Marcelo seguirá contribuyendo de manera definitiva”, añadió Mario Delgado.  

Político MX te recomienda: Morena arranca proceso interno en CDMX: Harfuch lidera la contienda para 2024

También fue cuestionado sobre las y los diputados del movimiento que apoyan Marcelo Ebrard, de quienes descartó que hagan “un tipo de chantaje” de cara a las negociaciones del presupuesto de 2024, pues a su parecer simplemente coincidieron con la propuesta que hizo Marcelo Ebrard durante su proceso interno: “son compañeros del movimiento y siempre han actuado conforme a los valores de Morena”. 

Finalmente, Mario Delgado recordó que la queja de Marcelo Ebrard contra el proceso interno de Morena por la candidatura presidencial, está en manos de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ), pero él ha pedido que se haga una revisión con mucha seriedad y responsabilidad.