La alianza Va por México comienza a dar pasos rumbo a las elecciones de 2024 y al menos 12 aspirantes a la candidatura presidencial, quienes podrían confrontar a Morena en los comicios del próximo año, pidieron a los partidos que la integran PAN, PRI y PRD definir el método para definir al candidato presidencial, el cual podría generar una fractura de cara a los comicios del próximo año.

Santiago Creel, Beatriz Paredes, Gustavo de Hoyos, Lilly Téllez, Claudia Ruiz Massieu, Miguel Ángel Mancera, Silvano Aureoles, José Angel Gurría, Demetrio Sodi, Enrique de la Madrid, Juan Carlos Romero Hicks, Francisco Javier Cabeza de Vaca; todos reafirmaron sus aspiraciones en el Foro de Unidad y Gobiernos de Coalición organizado por “Unidos”, pero es posible que solo uno se confronte cara a cara con el candidato definido de Morena. 

Varios de ellos y ellas, ya comenzaron a operar buscando la simpatía de la población con el objetivo de ser cada vez más conocidos entre los mexicanos, pero ante la falta de reglas claras a seguir en la competencia, sus exigencias se han comenzado a hacer presentes.

Las exigencias de las ‘corcholatas’ de VxM

Varios de los perfiles que se han destapado para 2024, han solicitado el establecimiento de un método para seleccionar al candidato, y han coincidido en que éste debe ser democrático. 

Los panistas Lilly Téllez y Santiago Creel, y los priistas Enrique de la Madrid, Claudia Ruiz Massieu y Beatriz Paredes, así como los perredistas Miguel Ángel Mancera y Silvano Aureoles, consideraron que el método –el cual debe ser definido por consenso– debe garantizar la candidatura más competitiva considerando la opinión de toda la sociedad mexicana; algunos han pedido encuestas e incluso, consultas organizadas por el INE.

Por parte de las organizaciones no partidistas, el empresario mexicano Claudio X. González, dirigente de la organización “Unidos”, ha destacado la importancia de establecer un método democrático para la selección y ha enfatizado que la ciudadanía tiene que participar para que el movimiento opositor esté legitimado.

No obstante, en lo que refiere a los contendientes partidistas, desde el resurgimiento de la alianza Va por México, las tres fuerzas que la conforman han chocado ya por este polémico tema.

‘Repartición del pastel’ y el enojo del PRD

En enero pasado los líderes del PRI y el PAN se “repartieron el pastel”: mientras el tricolor encabezaría la organización de las elecciones en el Estado de México y Coahuila, el PAN sería el encargado de organizar el proceso 2024 para la candidatura presidencial y de la Jefatura de Gobierno; dejando fuera al PRD, una decisión que molestó a su dirigente Jesús Zambrano.

El conflicto llegó al punto en que a inicios de 2023, el PRI y el PAN reiteraron el acuerdo de elección de candidaturas del Edomex y presidenciable sin la firma del PRD en el comunicado, insinuando así, el advenimiento de la primera ruptura de la alianza desde que anunció su regreso.

Durante el mes de febrero, Zambrano no hizo expresa su salida de Va por México, pero en entrevistas a medios y a través de comunicados del partido, pedía que “no se repartieran” las candidaturas y que en su lugar, se optara por un método “abierto, transparente y democrático”, así que propuso la creación de un comité ciudadano de personas que no militaran en el PAN, PRI o PRD y que puedan evaluar a los postulantes.

Ante el riesgo de esta nueva crisis que podría significar un debilitamiento de la oposición frente a Morena, los tres dirigentes, Alejandro Moreno, del PRI; Marko Cortés, del PAN, y  Zambrano acordaron un método democrático para definir al abanderada o abanderado opositor, por lo que anunciaron que la alianza seguiría unida.

¿Fractura?

Este fue un conflicto solo al inicio de la conformación de la alianza. Tras ello, las aguas se han mantenido relativamente tranquilas y pareciera que entre las fuerzas opositoras, reina un aire de unidad hasta ahora. No obstante y pese a las insistencias, aún no hay algún método definido formalemente.

Político MX te recomienda: ¿Quiénes son los aspirantes presidenciables que decidieron tener partido rumbo a 2024?

Las elecciones presidenciales se celebrarán el 2 de junio de 2024, pero el proceso iniciará este mismo año recién se sepan los resultados de las elecciones en el Estado de México y Coahuila el próximo 4 de junio. ¿Podrá la oposición concretar su objetivo común de derrocar a la 4T o terminará por romperse definitivamente antes siquiera de haber elegido a un abanderado? Eso está por verse.